SERIES

Las mejores series animadas de Hanna-Barbera

Tiramos de nostalgia para repasar algunos de los dibujos animados más famosos de la historia de la televisión

Un magnífico homenaje a los personajes de Hanna-Barbera y sus creadores
Un magnífico homenaje a los personajes de Hanna-Barbera y sus creadores

De haber seguido en marcha tal y como fue concebida, en 2017 los estudios Hanna-Barbera habrían cumplido sesenta años. Lamentablemente, es un aniversario que no se podrá celebrar por cambios comerciales y empresariales, pero hoy quiero rendir un pequeño homenaje a este estudio que tan grandes títulos animados ofreció al mundo.

Nacida en 1957 como una escisión de Metro-Goldwyn-Mayer, William Hanna y Joseph Barbera comenzaron realizando su empresa H-B Enterprises produciendo anuncios comerciales, pero cuando MGM cerró su división de animación, decidieron volcar sus esfuerzos en este área, convirtiéndose tres años después en la productora líder de animación.

Con el tiempo, y pese a las dificultades afrontadas por problemas de presupuesto, se aliaron con la empresa Ruby-Spears, dando a luz a algunos de las series de animación más recordadas de todos los tiempos.

El número de shows producidos por Hannah-Barbera y asociados (tened en cuenta que posteriormente se convirtieron en parte de Cartoon-Networks) es enorme, pero a continuación, y tirando un poco de nostalgia, enumero los que para mí fueron los mejores.

Los Picapiedra

Probablemente es una de las series más famosas del estudio, y creo que hay poca gente en el mundo que no la conozca. Las aventuras de Pedro, Pablo, Betty, Vilma y compañía trascendieron a todos los medios (cine, cómics y videojuegos) haciéndonos imaginar una edad de piedra ‘muy moderna’.

El Oso Yogi

Muchos conocimos el Parque de Yellowstone gracias a esta serie, y no solo eso, también nos enseñaron que hay que guardar las meriendas de osos hambrientos. Grandes Yogui y Bubu.

Don Gato

El mundo de la animación está lleno de personajes gatunos, pero ninguno era tan elegante como Don Gato. El personaje tuvo recientemente una película en CGI en la que se continuaba la serie.

Los Supersónicos

La versión futurista de «Los Picapiedra» nos llevaba al espacio y a un futuro no muy lejano (2064) en el que una familia encabezada por George Jetson (Súper Sónico), tenía que hacer frente al malvado jefe de este.

Jonny Quest

Creada en 1964 por Doug Wildey para Hanna-Barbera, es un show muy diferente al que protagonizaban personajes como Pepe Potamo, El Lagarto Guancho o Maguila el Gorila.

«Jonny Quest» narra las aventuras de un muchacho junto a su padre a través del mundo, y al igual que otros personajes de la franquicia, ha tenido bastantes continuaciones.

La Hormiga Atómica

Este pequeño gran héroe marco la memoria de muchos, pero hay que recordar que su show también incluía la presencia de otros animales como el Inspector Ardilla o el Pulpo Manotas.

El Fantasma del Espacio y Dino Boy

Entre 1966 y 1967, Hanna-Barbera contrato al dibujante Alex Toth para la elaboración de diversas series, y curiosamente, todas ellas se presentaban en forma de tándem de dos personajes.

«El Fantasma del Espacio», un héroe con claras reminiscencias al Batman de Adam West, llegaba junto a «Dino Boy», la serie de un chico que acaba en una isla que se ha quedado anclada en la prehistoria.

De las dos series, me quedaba con la primera (por su género de superhéroes), ya que el éxito de esta se alargó en el tiempo con otras apariciones y series del personaje.

Birdman y el trío galaxia

Otra doble creación de Alex Thot. La primera nos presentaba a un héroe alado, y la segunda a un equipo de policías extraterrestres.

«Birdman» (nada que ver con la película de Iñarritu con Michael Keaton) también se convirtió en un personaje de culto y ha aparecido en otras series, incluso en una en la que hace de abogado tras dejar de ejercer de superhéroe.

Los Herculoides

En su faceta de fantasía y ciencia ficción Hanna-Barbera volvió a producir otra serie con diseños de Alex Toth, y en esta ocasión, nos presentaba a una familia del planeta Amzot que contaba con la ayuda de «Los Herculoides» (criaturas con forma de dragón, gorila gigante, rinoceronte y algo indeterminado) para defender su mundo natal.

Moby Dick y Mighty Mightor

Siguiendo la línea de los programas dobles con diseños de Alex Toth, llegamos a las aventuras de «Moby Dick» y «Mighty Mightor». La primera se ambientaba casi en su totalidad bajo el agua, ya que estaba protagonizada por dos huérfanos que son rescatados por la ballena Moby Dick. Juntos, embutidos en trajes de buzo y con una foca como mascotas, este grupo tan especial recorrería los mares viviendo todo tipo de aventuras.

En cuanto a «Mighty Mightor», trasladaba la idea de los superhéroes a un mundo prehistórico, presentando a un héroe que obtiene sus poderes de una porra mágica y que es un clásico en el mundillo de los superhéroes independientes.

Los Cuatro Fantásticos

Hannah-Barbera también fue la responsable de adaptar innumerables obras del mundo de la literatura y el cómic, y una de ellas fue una nostálgica serie sobre «Los Cuatro Fantásticos» de Marvel que en 1967 se convirtió en la primera adaptación de estos famosos personajes.

No hay que confundirla con la versión que evitaba mostrar a la Antorcha Humana cambiándolo por un robot llamado H.E..R.B.I.E., y mucho menos con la versión de 1995.

Los Autos Locos

En su línea más clásica y cercana a las tiras cómicas, Hannah-Barbera produjo en 1968 el show de «Los Autos Locos», una serie en la que un grupo de personajes a cual más disparatados, competían en carreras por todo el mundo.

Los personajes que más trascendencia tuvieron fueron, curiosamente, los villanos Pierre NodoyUna y, el perro Pulgoso (o Patán) , los cuales, tuvieron otra nueva serie ambientada en la Primera Guerra Mundial y donde pilotaban diferentes tipos de aviones.

¿Scooby-Doo dónde estás?

Apostaría a decir que el show de Scooby-Doo es el más extenso y famoso de cuantos nacieron bajo el amparo de Hanna-Barbera. Adía de hoy siguen emitiéndose episodios y sus personajes han protagonizado una enorme cantidad de películas animadas y de imagen real, compartiendo a veces protagonismo con personajes tan famosos como Batman.

Los chicos de la Maquina del Misterio (el nombre de la furgoneta) se enfrentaban a monstruos y fantasmas que finalmente no eran más que humanos ambiciosos, debutando en 1969 y emitiéndose nuevos capítulos (incluidos algunos con una versión cachorra de Scooby y ciertos parones) hasta el día de hoy.

Los Superamigos

DC también cayó rendida a los estudios de Hannah-Barbera y en 1973 colaboraron para crear una serie protagonizada por los miembros de La Liga de la Justicia. Batman, Superman, Wonder Woman y otros personajes de la editorial compartieron protagonismo con personajes originales de Hanna-Barbera.

Con el tiempo dichos personajes pasaron a ser propiedad de Warner, pero nunca olvidaremos como presentaron a la Legión del Mal, un equipo de supervillanos que nunca pensamos ver juntos.

Gasparín y los ángeles

El fantasma Casper, un personaje creado por Famous Studios, también tuvo su serie al estilo Hannah-Barbera, y en 1979 debutó en una serie aventuras espaciales junto a un grupo de chicas policías (Los Ángeles) intergalácticas.

Los Pitufos

Los personajes del cómic de Peyo tuvieron su serie más longeva y exitosa entre 1981 y 1990 de la mano de Hanna-Barbera. En ella se adaptaron la mayoría de historias del cómic original, dotando de ritmo y buen hacer a estos divertidos y pequeños personajillos.

Los Snorkels

Al igual que «Los Pitufos», «Los Snorkels» también procedían de un cómic, y la serie de Hanna-Barbera adaptaba las aventuras de estos simpáticos habitantes del fondo submarino.

Por si no los recordáis, deciros que los Snorkels eran una especie de sirenos humanoides dotados de un tubo (de ahí lo de Snorkels) que les permitía respirar bajo el agua. En su medio, tenían toda una civilización y se nos presentaban como el descubrimiento de un náufrago.

El desafío de los GoBots

En 1984 la moda juguetera levanto pasiones por los robots, y mientras que Hasbro se hacía de oro con sus «Transformers», la poco conocida Tonka intentaba hacer lo suyo con los GoBots, repitiendo la jugada de acompañar sus juguetes con una serie animada.

Ambos productos llegaron al mercado al mismo tiempo, pero finalmente, Hasbro se llevó el gato al agua.

El argumento de los Gobots era prácticamente el mismo que Transformers, y enfrentaba a dos grupos de robots: los Guardianes y los Renegados.

El Capitán Planeta

Mi última parada nos lleva hasta 1993, año en el que irrumpía en televisión el superhéroe ecologista por antonomasia. El Capitán Planeta intento que los más pequeños miraran por el planeta y aunque muchos la recordaran como una obra de la genial Dic Entertainment, también fue una coproducción de Hanna-Barbera para la TBS.

Creo que es uno de los personajes animados que mejor mensaje mandaron a la generación de los 90, y desde hace años, se habla de un posible regreso que no termina de cuajar.

En total, he repasado 19 series de este magnífico estudio, y aunque he tenido que desechar títulos menos conocidos o personajes que no han tenido mayor transcendencia, estoy dispuesto a escuchar vuestras sugerencias y comentarios para quizás, en un futuro cercano, ampliar este artículo. ¡Animaos!

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios