Top

SERIES

Cinco series animadas sin diálogos que encantarán a los más pequeños de la casa

Diversión animada sin necesidad de doblaje

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

"Pingu" y sus herederos

Una serie que sigue siendo genial para niños y no tan niños-

Intentando mediar mi trabajo como redactor de contenidos de series con mi reciente paternidad, cada día intento descubrir series infantiles que puedan entretener a mi pequeño en ciertos momentos. Debido a que aún no tiene edad para comprender diálogos e historias complejas, me había propuesto encontrar series que fueran perfectas para él, y sin duda, los shows animados que carecen de diálogos me parecen perfectos.

Supongo que en este mercado donde hay tanta variedad existirán muchos títulos de este tipo, pero de momento, os traigo cinco que estoy seguro que divertirán a vuestros pequeños y, de camino, también a vosotros.

La primera, y la más antigua que recuerdo es ese show suizo protagonizado por pingüinos de plastilina llamada «Pingu». En ella, como seguro que recordareis, asistíamos a las aventuras de un pequeño pingüino y su familia, compuesta por sus padres y su hermana pequeña.

Como recordareis, en «Pingu», los personajes hablaban en el idioma incomprensible de su especie correspondiente (pingüino o foca) y vivían diversas situaciones que reflejaban su particular vida en el Polo Sur.

Bernard

Bernard se desprendió de su pelo por el calentamiento global y ahora "disfruta" de los deportes-

Esta serie escrita en España, elaborada en el estudio español Screen 21 y producida por BRB Internacional (responsables de éxitos como «David el Gnomo», «Willy Fog» y muchos más) nos presenta a un oso polar sin pelo y bastante gafe.

«Bernard» (serie que podéis ver en Netflix) sufre toda clase de accidentes mientras vive su día a día, y si bien es cierto que es imposible evitar reírse, es de agradecer que el personaje no sea capaz de gesticular palabras, porque de lo contrario, estoy seguro que soltaría un montón de barbaridades por la boca.

Larva

Dos gusanos mordiendo un limón... ¡GENIAL!-

«Bernard» es un tipo poco afortunado y lo mismo podemos decir de los protagonistas de esta serie protagonizada por dos gusarapos que viven en una alcantarilla. Con gags rápidos y basados en chistes de peos y accidentes, «Larva» (disponible en Netflix España) arrancará las carcajadas de los más pequeños y aunque de un poco de vergüenza admitirlo, también de los mayores.

Aunque no es la serie más inteligente del mundo, hay que admitir que sus creadores tienen mucho arte para dotar de tanta vida a un hueco de alcantarilla tan minúsculo como el que vemos en el show.

La Hora de Timmy

Timmy y sus compañeros de la escuela campestre-

Las películas animadas en stop-motion de «Wallace y Gromit» dieron pie a un divertido spin-off en forma de serie llamada «La oveja Shaun». Esta a su vez, se convirtió en una película que arrasó en cines, y dentro de ella, conocíamos a un dulce corderito llamado Timmy.

Este personaje es el protagonista de «La Hora de Timmy», una divertida serie animada pensada para el público infantil en la que asistimos a las aventuras de Timmy y sus compañeros dentro de la granja en la que viven.

Perros, gatos, burros, búhos e incluso un zorro conviven en dicha granja y se comunican con los sonidos típicos de su especie. Los gags que presenta el show (que también ha dado pie a un largometraje disponible en Netflix, como la serie) son muy variados y muestra a estos divertidos animalillos con conductas humanas, ya sea asistiendo a la escuela, organizando fiestas o participando en dientes juegos.

Todo sin decir una palabra y sin que esto sea necesario.

Suckers

Algunos de los personajes de Suckers-

Terminamos este pequeño listado con otra serie de personajes desgraciados en la línea de «Bernard» y los bichejos de «Larva». «Suckers» (también disponible en Netflix) nos presenta a unas criaturillas que viven en la parte traseras de los coches.

Son algo así como los juguetes con ventosas que colgamos en el cristal trasero de los vehículos, pero lejos de permanecer quitas, muestran una hiperactividad que da pie a divertidísimas situaciones.

Los «Suckers» interactúan con sus homólogos en otros coches y el show, de origen español y con una duración de dos minutos por capitulo, puede presumir de haber sido la primera producción patria animada que se ha emitido en la versión norteamericana de Disney Channel.

Os la recomiendo, junto a las otras cuatro, para pasar un buen rato en compañía de los más pequeños, y una vez más, os invito a participar comentando sobre series de este tipo ¿Conocéis alguna más? ¿Sabíais que España tenía fuerte presencia en este campo? ¡Espero vuestros comentarios!

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios