ANÁLISIS

«Lego Dimensions»: rompiendo la cuarta pared para mantener la fórmula

El videojuego de construcción utiliza el formato «toys-to-life» para levantar un portal construído por bloques reales que da acceso al control de los personajes y que ofrece muchas posibilidades a una franquicia muy repetitiva en su sistema de juego

Mira en el video el análisis del videojuego - J.M.S.

Hace años cuando aparecieron los primeros títulos que adaptaban las animaciones de Lego al mundo de los videojuegos tuvo una magnífica acogida. Conforme han pasado los años, han sido pocas las innovaciones introducidas en sucesivas entregas. Durante este tiempo se ha mantenido la fórmula para seguir conservando un estilo de juego muy particular, pero que ofrece divertidas sensaciones. Pero con «Lego Dimensions» se ha dado un giro en ese sentido. Es la unión entre lo meramente analógico y lo puramente digital. Y, con ello, la compañía se garantiza unas ventas para adquirir otros personajes en las tiendas que permitiría ampliar la experiencia.

Se ha construído un sistema de juego que obliga, previamente, a levantar un portal hecho de bloques que da acceso a la otra dimensión. Es decir, se conecta con el propio sistema. Porque el juego trasciende la pantalla de la televisión. Rompe esa imaginaria cuarta pared de tal forma que los usuarios pueden interactuar de otras formas. Para ello, el videojuego incluye un soporte que, una vez conectado al puerto USB de la consola de sobremesa, permite jugar con las piezas de Lego, de forma que para poder introducir uno de los personajes se requiere de superponerlo sobre ese panel interactivo. Tiene tres espacios diferenciados, una central en la que se puede ubicar un personaje más dos laterales en las que se pueden colocar otros tres más por cada zona, con lo que durante una partida se puede hacer uso de hasta siete personajes.

Con ello el sistema de juego gana enteros porque ofrece muchas posibilidades. Una de ellas es como método de escapismo. Durante el juego en ocasiones los enemigos atrapan a los personajes y la única forma de salir es cambiándolos de posición en esta especie de tablero interactivo. Luego, es cierto, la forma de jugar continúa siendo muy similar a la anteriores entregas. Básico pero efectivo. Protagonizados por diversos personajes que han venido apareciendo en la serie (son hasta 30 series representadas) como el célebre mago de «El Señor de los Anillos» Galdalf o el superhéroe Batman, es necesario la cooperación entre ellos para construir objetos y otros elementos con el objeto de avanzar en la historia.

La trama, por cierto, es original, aunque entrecruza algunas ideas ya tratadas con anterioridad. Las actividades son muchas y muy variadas, garantizando así horas de entretenimiento. Se parte de una amenaza del líder de los enemigos, Lord Vortech, que ha diseñado un plan para conquistar el universo. Y, para ello, necesita recopilar una serie de elementos. Pero ese esfuerzo trae consigo que se abra una puerta a otra dimensión, a la que se ven arrastrados algunos personajes como Frodo o Robin. Surge ahí una extraña alianza entre Gandalf, Batman y Wyldstyle que se ven obligados a emprender una aventura. La primera parada les lleva, después de ser absorbidos por el portal, a la Tierra de Oz, donde las baldosas amarillas allanan el camino. Ahí aparecerá el primer enemigo a derrotar, una peligrosa bruja, a la que deberán hacer frente como puedan. Todos los diálogos, en inglés, destilan el característico humor de Lego.

El videojuego cuenta con diversos paquetes distintos. El primero de ellos, el de bienvenida, incluye la puerta de acceso, Batman, Gandalf y Wyldstyle, así como el batmóvil, pero se pueden saltar a escena otros tantos al adquirir también otros relacionados con los Cazafantasmas, otro de animales fantásticos, Regreso al Futuro, Doctor Who o Los Simpsons. En cuanto a su apartado artístico, «Lego Dimensions» mantiene el nivel de anteriores entregas con diseños muy cuidados y ambientaciones muy reconocidas en donde los personajes pueden romper cualquier objeto a su paso para recopilar monedas y fabricar otros tantos para abrirse paso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios