Top

Cumpleaños de Google 18 momentos para recordar los 18 años de Google

Llega el cumpleaños de Google en medio de un profundo cambio en el tablero de juego en donde firmas más actuales han irrumpido con fuerza

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
  11. 11
  12. 12
  13. 13
  14. 14
  15. 15
  16. 16
  17. 17
  18. 18
Navegue usando los números

La «startup» que salió del garaje

Existe una visión acerca del mundillo del emprendedor que suele aplaudir a toda empresa hecha a sí misma. Para ser un gigante hay que nacer, primero, en un garaje en Menlo Park. Es el paradigma por el que muchos sueñan. Google, al igual que otras tantas firmas tecnológicas como Microsoft o HP, surgió de tal forma.

Aunque técnicamente «Google» se constituyó como sociedad el 4 de septiembre de 1998, el aniversario se celebra cada 27 de este mes, fecha escogida por la compañía para que coincidiera con un récord de páginas indexadas. Sin embargo, siempre ha habido confusión al respecto ya que un 15 de septiembre de 1997 registraban el dominio google.com.

El gigante de internet cumple su mayoría de edad (18 años). Unos jóvenes Larry Page y Sergey Brin (22 y 21 años, respectivamente) pusieron entonces la primera piedra de una de las mayores compañías el mundo. Ambos se conocieron cuando estudiaban en la universidad de Stanford y pensaron en crear un servicio que facilitara las búsquedas de internet.

Para lograrlo, alquilaron un espacio a Susan Wojcicki -actual directora de YouTube- por 1.300 euros al mes. Allí comenzó todo. Años después adquirieron el inmueble, por cierto. Tenía varias habitaciones y una moqueta azul. En septiembre de 1998 contrataron a su primer trabajador, Craig Silverstein, compañero de los fundadores y que estuvo trabajando en la compañía hasta 2012. No fue hasta que la empresa tenía siete empleados cuando decidieron mudarse.

Rey de las búsquedas

Hasta entonces, Altavista era una de las puertas de entrada. Se lo fulminaron. El motor de búsquedas -diseñado para su tesis doctoral- de estética minimalista comenzó su andadura y creció rápidamente. En principio el sistema se iba a denominar «BlackRub», pero al cabo de un tiempo (más bien poco) decidieron reconvertirlo a Google, que se trata de un juego de palabras basado en el término matemático gúgol -el número uno seguido de 100 ceros-. Lo escogieron como reflejo del reto de organizar una cantidad aparentemente infinita de información en internet. Actualmente, se trata del principal referente para realizar consultas en la Red.

Ingeniería fiscal y acusaciones de monopolio

Actualmente tiene registrados más de 50.000 empleados. La compañía, no obstante, y al igual que otras firmas del sector, ha sido acusada de llevar a cabo técnicas de ingeniería fiscal para tratar de reducir la carga impositiva en los diferentes países en los que opera. También ha sido objeto de críticas por su posible censura en países como China, donde la libertad de expresión está restringida.

En los últimos años, además, la Comisión Europea ha puesto en marcha diversas investigaciones en las que se denuncia un abuso de posición dominante y prácticas monopolísticas con algunos servicios de comparación de precios y sistema publicitario, así como diversas estratagemas anticompetitivas con su sistema operativo móvil, Android. Otro de los aspectos controvertidos ha sido su posible vinculación con lo servicios de inteligencia estadounidense en un plan de vigilancia masiva que salió a la luz hace tres años.

La llegada de los AdWords

A lo largo de estos años, Google ha optado por una visión empresarial basada en el ensayo y error. Muchos han sido los servicios inaugurados y, posteriormente, cerrados o abandonados. Cada cierto tiempo, sin ir más lejos, hace una limpieza de algunos duplicados. Pero en el año 2000 idea un sistema publicitario innovador que le ha permitido enviar publicidad patrocinada que se incorporan a los resultados de búsqueda, siendo este una de sus principales fuentes de ingresos.

Este mecanismo de publicidad online de pago por clic ha sido rompedora. La idea es que para los clientes tienen la garantía que su anuncio aparecerá justo en el momento en que busquen los productos o servicios que ofrece y solo se le cobrará cuando un usuario haga clic. Se inició con 350 clientes.

Las redes sociales se le atragantan

Aunque es uno de los líderes del mercado en diversos segmentos, a Google no le ha ido demasiado bien en el entorno social donde otras compañías le han superado. Hace cinco años anunció a bombo y platillo su entrada en las redes sociales con Google Plus, que estaba llamada a robar terreno a Facebook y similares. No ha cuajado y es recordado incluso como uno de los mayores fiascos de su historia.

Su política de generar un perfil de manera automática a cada miembro de su servicio de correo le permitió generar millones de usuarios registrados, pero la actividad es ínfima y, pese a sus integraciones, ha sido una muestra más de la falta de visión de la compañía en este sentido. Tampoco tocó la gloria Wave, que estaba enfocado a la escritura colaborativa, que tuvo que perecer tras añadir esta funcionalidad dentro de su suite de ofimática en la nube.

Un primer intento con Orkut

En 2004 el gigante de internet lanzaba su red social. Tuvo una vigencia de diez años aunque su actividad fue realmente escasa. Tuvo un impacto moderado en algunos mercados como la India o Brasil, pero el rápido crecimiento y popularización de Facebook le eclipsó hasta, finalmente, acabar con su existencia. Tenía las opciones propias de este tipo de redes sociales. Tal vez no supieron aprovechar las circunstancias.

Gmail como centro neurálgico

Ese mismo año, en 2004, la firma empezó a desplegar las alas de uno de sus mayores servicios, el gestor de correo electrónico Gmail, que se ha convertido en el centro neurálgico de todo lo demás. Arrancó con 1 GB de almacenamiento. Por aquellos entonces era el servicio que ofrecía la mayor cantidad por encima de otros rivales como Hotmail, de Microsoft. Para ello en un principio había que acceder por invitación, una estrategia acertada que ayudó a generar interés por parte de los usuarios.

La filosofía era un entorno cuidado y limpio, fácil de manejar. Como aspecto curioso, el nombre en clave utilizado para hablar del proyecto a nivel interno era «caribou» en honor a la célebre tira cómica Dilbert, creada por Scott Adams, y que ha aparecido en diferentes periódicos estadounidenses desde el año 1989.

Su apuesta por las fotos y los mapas

Los usuarios más veterano puede que recuerden una marca, Picasa, que apareció en 2006. Se trataba del servicio de fotografía que adquirió Google y que estaba pensado para organizar y mostrar en internet fotografías, así como limitadas opciones de edición. La puso a disposición de manera gratuita. Este mismo año la compañía anunció que la experiencia la aplicará a su actual plataforma Google Photos.

Un año después, la firma creó Google Maps, actualmente el sistema cartográfico más utilizado del mundo. Escasos dos meses después se añadieron indicaciones y vistas de satélite. Más tardes llegaría Google Earth, servicio de mapas basados en imágenes de satélite que permite hacer un viaje virtual a cualquier lugar del mundo. Desde entonces, se han realizado más de mil millones de descargas.

¿Y la mensajería?

Otro servicio que llegó entonces fue Google Talk, una aplicación de chat básica que, posteriormente, se incorporó al propio gestor de correo. Pasó a mejor vida en 2013 con la decisión de crear Hangouts, servicio de mensajería con el que ha pretendido competir contra otros similares y más extendidos como WhatsApp dada su transversalidad web y aplicación móvil, aunque tampoco ha tenido un éxito rotundo salvo como estrategia de comunicación empresarial. Recientemente, Google lanzó Allo, una «app» de chat que combina mensajería con sistemas conversacionales automatizados con lo que, ahora, se desconoce el futuro de Hangouts.

Subida a la nube

Otra de sus grandes apuestas ha sido la tecnología «cloud computing», popularmente conocida como los servicios en la «nube», ese intangible y marca que confía todos los secretos a servidores conectados. En marzo de 2006 adquiere Writely para posteriormente lanzar Google Docs, sistema de alojamiento de archivos (documentos de texto y hojas de cálculo) que construyó los cimientos de Google Drive, lanzado oficialmente en 2012 que permite trabajar de una manera sencilla y rápida cuando se está conectado. Cada usuario dispone de unos 15 GB de capacidad gratuitos para albergar documentos en diferentes formatos. Accesible desde navegadores web, también ha virado hacia el entorno móvil siendo compatible con los sistemas operativos iOS y Android.

Los videos de YouTube pisan fuerte

Una de las plataformas más revolucionarias de todos los tiempos ha sido YouTube. Nació como un servicio para compartir vídeos caseros pero se ha convertido en un impresionante espacio para todo tipo de públicos y creadores digitales. Tuvo buen ojo Google al desembolsar 1.300 millones de euros en su compra en 2006, un año después de nacer a manos de Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim. Se creó como respuesta al reto de solucionar un problema que irritaba a sus impulsores, las dificultades de compartir videos.

En la actualidad, YouTube cuenta con más de 1.000 millones de usuarios mensuales que suben más de 300 horas de vídeo por minuto a la plataforma. Pese a su fortaleza -sigue siendo líder de su mercado- ha venido perdiendo terreno en los últimos tiempos a manos de Facebook, que ha crecido con fuerza como plataformas de visionado en los últimos años, mientras que servicios de series y películas bajo suscripción como Netflix se han convertido en una amenaza al compartir el mismo objetivo: entretener a los internautas.

La irrupción en el entorno móvil

Uno de sus grandes éxitos ha sido su apuesta por el entorno móvil. En 2007 Google lanzó el sistema operativo abierto para móviles Android, que actualmente cuenta con el 95% de penetración en el mundo, siendo la plataforma más extendida del planeta y la que ha ayudado a extender el mercado del teléfono móvil inteligente.

Pero antes de ser popular, tuvo un principio. Y el comienzo del que ahora es el sistema operativo móvil con mayor penetración en el mundo no fue fácil, pero ha conseguido cautivar a millones de usuarios de telefonía móvil. Su crecimiento hasta llegar a más de mil millones de usuarios ha sido espectacular. Hace ocho años, en concreto, el 23 de septiembre de 2008, Google presentaba oficialmente el HTC Dream (T-Mobile G1), un terminal que incorporaba esta plataforma que ya forma parte de la vida diaria.

Con aciertos y desaciertos, lo cierto es que este sistema operativo, basado en Linux (código abierto), ha revolucionado el mundo de la telefonía. Tras su lanzamiento oficial, ha venido integrándose, posteriormente, en otros tipos de dispositivos, como «tablets», televisores, consolas o, incluso, en diferentes aparatos como electrodomésticos. Y, ahora, quiere hacer negocio en los coches. Entre las marcas que lo apoyan, se encuentran Samsung, HTC, LG o Sony, que incluyen en sus terminales Android. Además, en los últimos años la irrupción de dispositivos de bajo coste basados en esta plataforma ha conseguido extenderlo a nivel mundial y crear un mercado muy apretado.

Chrome para todo

El 2 de septiembre de 2008, Google presentaba su propio navegador web Google Chrome, actualmente con la mayor cuota de mercado en este segmento y superando a un veterano en estas lides, Internet Explorer. Suma más de 750 millones de usuarios. A su favor ha tenido la gran velocidad de procesamiento y el escaso consumo de recursos en comparación con otros rivales como Firefox, así como su alta compatibilidad con los estándares de las páginas web y, además, muy seguro.

La gracia de los Doodles

¿Habéis visto alguna vez esos motivos artísticos, esa alteración (temporal) del logo de Google para conmemorar algún acontecimiento? Pues también hubo una primera vez. En 2000 la compañía publicó su primer doodle realizado por una artista invitada, Lorie Loeb. Desde entonces, muchos artistas han mostrado su talento en la página principal desde Wayne Thiebaud y Christoph Niemann hasta Eric Carle. Al principio no contenían hipervínculos ni estaban animados, pero ha ido evolucionado hasta coleccionar más de dos mil diseños.

Trucos ocultos

A la firma americana siempre le ha gustado jugar con sus usuarios. A menudo ha venido ocultando algunos servicios de entretenimiento que permanecen ocultos. Son muchos los juegos que se encuentran desplegados entre sus búsquedas. Uno de ellos es si el usuario busca «tilt» (en inglés, inclinar). El resultado que aparece en el primer lugar no deja indiferente a nadie.

Un ejemplo de estos divertimentos es el resultado de búsqueda «Blink html» -parpadear, en inglés-. Automáticamente, el nombre de este código de programación se vuelve intermitente. Otro es buscar en Imágenes «atari breakout». Una vez realizada la operación el buscador toma aires retro, mientras que si se introduce «do a barrel roll» aparece un truco mareante. Más trucos ocultos es «zerg rush» o el juego de las tres en raya en caso de escribir «tic-tac-toe».

Apuesta por el hardware

En los últimos años la compañía ha dado pequeños pero importantes pasos para adentrarse en el mundo del hardware. No como fabricantes, pero sí como prestadores de imagen y comercializadores. De ahí han surgido la gama Nexus, que ha tenido un espectacular crecimiento desde que se anunciara en 2010 -la línea ha aumentado de móviles hasta tabletas-, pero no todo lo que ha tocado se ha convertido en oro.

Aunque los ordenadores basados en la nube Chromebooks han tenido gran presencia a nivel formativo y educativos, otros lanzamientos como las gafas de realidad aumentada Google Glass le han salido rana. Otros, sin embargo, han cautivado como el reproductor multimedia Chromecast, rival de Apple TV o Roku, y que está diseñado para dotarle de cierta inteligencia a la televisión, que cada vez es menos lineal.

Fiber y el reto del mundo conectado

Inmensos en un mundo global, Google es, junto con Facebook, dos de los principales conglomerados en vislumbrar un planeta absolutamente conectado a internet. Con soluciones diferentes, el gigante americano ha propuesto diversas soluciones (Project Loon es uno de ellos; la idea funciona con globos aerostáticos) para llevar conexiones a las dos terceras partes del mundo que no tienen esa posibilidad, mientras que también ha hecho esfuerzos para desplegar fibra óptica a todos los hogares. Retos difíciles y pensados para mantener su hegemonía.

De Google a Alphabet

En los últimos tiempos la firma ha crecido exponencialmente, adquiriendo además diferentes empresas como DeepMind, Boston Dynamics, Nest, Waze en un intento de dibujar las líneas maestras del futuro. Pero bajo ese inmenso paraguas no podía caber todo bajo la misma marca, así que en 2015 se dedicó constituirse bajo un nuevo nombre fiscal, Alphabet Inc.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios