Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, durante su comparecencia en el Senado
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, durante su comparecencia en el Senado - reuters

Así utiliza Mark Zuckerberg su cuenta de Facebook: ni su lugar de residencia, ni mensajes privados

El empresario es un usuario activo de la plataforma que creó en 2004, aunque su perfil impide que cualquiera le mande mensajes privados pero, en cambio, sí comparte imágenes personales y evita desvelar sus movimientos

MADRIDActualizado:

Parafraseando a uno de los dichos populares en la cultura española, bien se podría decir que en casa del tecnólogo cuchillo de palo. Resulta un tanto curioso al menos que muchos de los empresarios y directivos de empresas tecnológicas no consuman los productos y servicios que ofrecen a los usuarios. Sin ir más lejos, pocos ejecutivos de la red Twitter disponen de cuenta y los que sí la tienen son pocos activos en ella, incluida su fundador y actual responsable Jack Dorsey. Pero en el caso de Mark Zuckerberg, creador y líder de Facebook, sucede algo parecido, aunque en este caso sí es un usuario activo.

El magnate estadounidense, cuestionado en los últimos meses por las implicaciones de su empresa en varios frentes (injerencia extranjera, crisis de las noticias falsas y, ahora, a raíz de una masiva fuga de datos), ha iniciado una turné por diferentes estamentos gubernamentales. La primera visita, en el Senado, y este miércoles también en el Congreso de los Estados Unidos. En ellas pretende defender su modelo de negocio por encima de todo: «Mi mayor prioridad ha sido siempre conectar a la gente, nuestra misión social, conectar a la gente, crear comunidad y unir al mundo. Anunciantes y desarrolladores nunca serán una prioridad por encima de eso mientras yo dirija Facebook».

Uno de los momentos más incómodos fue cuando el senador demócrata Dirk Durbin le inquirió y le instó a desvelar, entre otras cosas, si podía compartir el hotel donde se alojó la noche anterior. Algo a lo que Zuckerberg, dubitativo y algo nervioso, se negó a responder. Su respuesta lo dijo todo: «No». Una negativa que se sumó a otra posterior: «¿compartiría con nosotros los nombres de las personas con las que envió mensajes?» fue la pregunta. Y, por supuesto, tampoco quiso compartirlo en público. Una lección de privacidad.

Nada de mensajes privados con él

Resulta paradójico que las personas que tienen que «convencer» a millones de usuarios a que utilicen sus servicios, cedan voluntariamente sus datos personales y compartan parte de su vida utilicen sus perfiles de manera poco habitual o, incluso, más bien escasa. No son usuarios «normales». Zuckerberg, por ejemplo, dispone de un perfil verificado. A todos sus efectos, funciona como una página de empresa o de una marca, en el que son pocos los afortunados que pueden conectarse con él. Tampoco se le puede enviar mensajes privados. Es más, como ha trascendido recientemente, él y otros directivos de la empresa han eliminado mensajes privados, una funcionalidad inexistente en el resto de perfiles.

Pocos datos personales

Entre los pocos datos de su biografía que ha decidido introducir se encuentran su actual trabajo («fundador y director general de Facebook»), otras iniciativas profesionales como su actividad en Chan Zuckerberg Initiative, una organización sin ánimo de lucro con la que cuenta con la participación de su mujer Priscilla Chan, de la que sí informa públicamente que está casado con ella -enlazando, con ello, el perfil de su esposa-.

Por supuesto, Zuckerberg no desvela en público el lugar exacto de residencia. Tan solo comenta que vive en Palo Alto, conocida ciudad del condado de Santa Clara, en el estado de California, y que ejerce de sede oficial de la compañía que dirige. En su biografía se añade su fecha de nacimiento y otros aspectos de su formación académica. Incluye, además, sus citas favoritas. Tiene su perfil capado, con lo que públicamente solo se puede acceder a los perfiles de seguidores. También es posible acceder a otros datos, como las páginas a las que le ha dado a «me gusta».

Comunicados, felicitaciones y fotos personales

Como usuario, Zuckerberg utiliza su perfil oficial como un espacio de comunicaciones oficiales, permitiendo como es obvio que cualquier usuario escriba comentarios o interactúe con sus entradas. Es bastante activo y aprovecha para anunciar avances de mejoras de la red social, de sus intervenciones públicas, conferencias, de aspectos relacionados con su visión empresarial, así como compartir, de vez en cuando, imágenes y artículos de personalidades célebres y medios de comunicación. Una de sus últimas publicaciones felicita a Daniel Ek, director general de Spotify, por la salida a bolsa de la empresa distribuidora de música en «streaming».

Aunque sí suele subir imágenes personales de su familia, en ocasiones incluso de sus hijos (August y Max). En cambio, es posible verle habitualmente de manera desenfadada e informal mientras cocina o se encuentra de visita a un centro, así como en diversos encuentros personales. Como tradición, a principio de año suele avanzar un desafío personal. En otros años ha anunciado su interés en aprender chino mandarín, correr 365 millas, desarrollar un robot asistencial y, este 2018, se comprometió a «arreglar» Facebook y solucionar algunos aspectos que han enturbiado la trayectoria del proyecto.