Marc Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook
Marc Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook - Afp

Sean Parker, expresidente de Facebook: «Solo Dios sabe lo que le está haciendo al cerebro de nuestros hijos»

El cofundador de la red social ha admitido que sabían que estaban creando algo adictivo que explotaba «una vulnerabilidad de la psicología humana»

MadridActualizado:

El cofundador y expresidente de Facebook, Sean Parker, ha admitido que sabían que estaban creando algo adictivo que explotaba «una vulnerabilidad de la psicología humana» desde el principio. Parker, que se hizo multimillonario con su participación en la red social, criticó al gigante de las redes sociales en un evento Axios en Filadelfia esta semana, según publica The Guardian.

Ahora, que es fundador y presidente del Instituto Parker de Inmunoterapia contra el Cáncer, Parker estuvo presente para hablar sobre los avances en las terapias contra esta enfermedad. Sin embargo, aprovechó la ocasión para opinar sobre la labor de las redes sociales en un momento en el que está en entredicho su poder e influencia.

Parker explicó cómo en los primeros días de Facebook algunas personas les decían que no estarían en las redes sociales porque valoraban sus interacciones en la vida real. «Y yo les contestaba: Ok, ¿sabes qué? al final estarás», relató.

«No sé si realmente entendí las consecuencias de lo que estaba diciendo», agregó, apuntando a las «consecuencias involuntarias» que aparecen cuando una red crece hasta tener más de dos mil millones de usuarios.

«Literalmente cambia tu relación con la sociedad. Probablemente interfiere con la productividad de maneras extrañas. Solo Dios sabe lo que le está haciendo al cerebro de nuestros hijos», confesó.

Parker explicó que cuando Facebook se estaba desarrollando, el objetivo era: «¿Cómo podemos conseguir que consuman tanto tiempo y atención consciente como sea posible?». Fue esta mentalidad la que llevó a la creación de funciones como el botón «me gusta» que daría los usuarios «un pequeño golpe de dopamina» para alentarlos a subir más contenido.

«Es un ciclo de retroalimentación de validación social ... exactamente el tipo de cosa que a un hacker como yo se le ocurre, porque estás explotando una vulnerabilidad en la psicología humana», concluyó.