Facebook ya ha empezado a lanzar mensajes a sus usuarios
Facebook ya ha empezado a lanzar mensajes a sus usuarios - REUTERS

Facebook informará de forma paulatina a los afectados por el escándalo de Cambridge Analytica

La compañía ha explicado que el despliegue de los avisos será progresivo, por lo que no llegará a todos los usuarios cuyos datos se han visto comprometidos hasta dentro de unos días

MADRIDActualizado:

La actual semana será recordada en Facebook como una de las más importantes de su historia: desde este lunes, los 87 millones de personas afectadas por el escándalo de Cambridge Analytica serán informados, en teoría, nada más abrir su perfil en esta red social, de si sus datos fueron utilizados con el objetivo de influir en procesos políticos, como las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016.

El martes y el miércoles serán los días en los que el creador de esta red social, Mark Zuckerberg, tenga que comparecer delante del Congreso de EE.UU. para explicar qué es lo que ha ocurrido y su implicación en los hechos. Y todo sin que no haya un día en el que las noticias amplíen la gravedad de una situación que arrastra años de malas prácticas por parte de compañías privadas que manejan las vidas virtuales de millones de usuarios en todo el mundo.

Esta es la teoría que comparten desde la Asociación de Internautas en España. Su presidente, Víctor Domingo, alerta sobre la indefensión de los usuarios: «Estamos absolutamente desprotegidos. Es verdad que casos como Cambridge Analytica hacen que nos replanteemos nuestra propia culpa, pero lo cierto es que ni las empresas privadas que nos piden los datos ni los organismos oficiales saben decirnos a ciencia cierta qué es lo que hacen con nuestra información».

Despliegue progresivo de disculpas

Desde que ayer se comenzase a avisar a los afectados del último escándalo de Facebook, la agrupación está pendiente ante las quejas de los españoles, que según datos de la plataforma social, llegarían hasta las 136.985 personas (a pesar de que solo se tiene constancia de que 44 españoles se descargaran la aplicación según avanzó este diario). Según ha informado la compañía, los afectados podrán ver en su «NewsFeed» de noticias, igual que Facebook les recuerda que es su cumpleaños o el tiempo que llevan en contacto con determinada persona, un mensaje con el siguiente texto: «Hemos prohibido el sitio web “This is your digital life” (la aplicación por la que se recabaron los millones de datos comprometidos), que uno de tus amigos de Facebook usó para iniciar sesión. Lo hicimos porque es posible que el sitio web haya utilizado indebidamente parte de su información al compartirla con una empresa Cambridge Analytica».

En esta misma misiva se afirma que «aún queda más trabajo por hacer», pero se reitera el «compromiso» de la plataforma para «hacer frente al abuso» y que cada usuario pueda gestionar qué información desea compartir. Desde Facebook han asegurado a ABC que el despliegue será progresivo, por lo que no llegará a todos los afectados hasta pasados unos días.

«Creemos que esto es humo de colores»

«Creemos que esto es humo de colores. La semana que viene declara Zuckerberg y pensamos que puede tratarse de un lavado de cara antes de su comparecencia», señala el presidente de Internautas. Esta agrupación aún no tiene constancia de usuarios españoles afectados, por lo que se limitan a aconsejar que, en el momento en que cualquier persona sea informada de que sus datos se hayan visto involucrados, notifique ante la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD).

Precisamente, casi 24 horas después de que comenzasen las primeras notificaciones, en este organismo, dependiente del Estado, tampoco han llegado denuncias, aunque planean incluirlas en la investigación abierta que mantienen desde la semana pasada. No sería la primera sanción que Facebook tiene que asumir: el pasado mes de agosto se le impuso una multa de 1.200.000 euros por «conservación excesiva de datos»; en octubre se le condenó a pagar 150.000 euros porque el servicio de chat (Messenger) revelaba constantemente las conexiones del usuario sin que éste pudiese hacer nada; y este marzo se resolvía que Zuckerberg tenía que pagar 600.000 euros por compartir información entre Facebook y WhatsApp.