RONDA DE FINANCIACIÓN

Lluvia de millones para Hawkers, la «startup» española que revoluciona el mercado de las gafas de sol

La firma levanta 50 millones de euros en una ronda de financiación, una de las más elevadas a nivel europeo para tratar de competir con marcas veteranas del sector como RayBan

Detalle de los miembros del equipo de la «startup» ilicitana - HAWKERS

De Elche al cielo. De la ciudad alicantina en donde la industria zapatera se levanta entre palmeras nació, hace escasos tres años, una «startup» que, tras un ínfima primera aportación de 300 euros para arrancar, ha empezado a romper moldes. Hawkers -firma propiedad de Saldum Ventures- ha levantado 50 millones de euros en una ronda de inversión de serie A -primera vez que se ofrece a inversores-, liderada por el fondo O’Hara Financial y los fundadores de Tuenti, Félix Ruiz y Hugo Arévalo.

Esta importante inyección económica, que supone una de las más elevadas de una «startup» de comercio electrónico a nivel europeo, se destinará a financiar la expansión internacional en países como Italia, Alemania, Australia, Francia, Portugal o Reino Unido, así como la entrada en nuevos mercados y el desarrollo de «nuevos proyectos siempre disruptivos». Ironizan desde la firma a ABC que a partir de ahora no tendrán que mirar la cuenta de semana en semana.

Con este apoyo, la compañía aspira a abrir nuevos mercados y a desarrollar nuevos productos, incluso valoran la posibilidad de destinar parte del dinero a proyectos I+D en su apuesta por no solo «innovar en productos sino en materiales», sostiene a este diario Francisco Pérez, cofundador y director general. Otra idea en la que están pensando en instaurar una nueva forma de tienda física que «aúne lo mejor de los dos mundos [por la parte online y offline]», añade Pérez, quien sueña con «llevar toda la revolución de internet a pie de calle». Desde la compañía española han confirmado a este diario la intención de abrir una tienda física a pie de calle que «traslade la experiencia digital y el espíritu de Hawkers a un escenario que potencie la interacción en tiempo real».

«Estamos alucinados, emocionadisimos y, si antes teníamos ganas de comernos el mundo, con la pasta que nos apoya tenemos el triple»David Moreno, cofundador

«Estamos alucinados, emocionadisimos y, si antes teníamos ganas de comernos el mundo, con la pasta que nos apoya tenemos el triple», valora optimista David Moreno, cofundador y director creativo de la firma española. La operación se ha llevado a cabo, además, en un tiempo récord, ya que hace tan solo un mes que se comenzaron con las negociaciones.

«Lo que más me llamó la atención es que en este ‘mundo startup ’nos encontramos con decenas de empresas con estructuras tradicionales y Hawkers tiene una estructura propia y unos ritmos de crecimientos grandes; nunca había visto un ecommerce con semejantes números de facturación», señala a este diario Hugo Arévalo, que se incorpora al equipo como presidente ejecutivo.

En su opinión, la mayoría de las «startups» no son rentables cuando nacen. En este caso, desde el momento de su nacimiento nació siendo autosuficiente y ha logrado crecer a niveles de facturación de 100 millones de euros sin ningún tipo de financiación. «Imagínate lo que puede hacer con 50 millones de euros», vaticina. «Hasta hace no mucho nuestras habilidades las habíamos comprobado a nivel de barrio, pero hemos salido por el mundo y hemos comprobado que el mundo no está a prueba de españoles. Esto es una ventaja competitiva bastante importante», añade por su parte Moreno.

Uno de los caminos a seguir es plantar la semilla de su nueva estrategia que han bautizado como «Smart Value Fashion», que les permitirá pelear por convertirse en líderes globales de una industria óptica gobernada por escasos gigantes, los cuales, por cierto, son todo unos veteranos como Luxottica -que crea las marcas RayBan, Oakley o Arnette-.

Además de esto, otro de los objetivos será destinar parte de la inyección de capital para potenciar la estrategia online de Miss Hamptons, Northweek y Wolfnoir, firmas que forman parte del grupo Saldum, «para situarlas al mismo nivel que Hawkers». Con todo, la apuesta realizada por los grupos inversores ha llevado a la compañía española a marcarse objetivos aún más ambiciosos para los próximos años: lograr una facturación en 2017 de 150 millones de euros y de 300 millones de euros en 2018.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios