Tecnología - Redes

El uso de Facebook está asociado con una mayor esperanza de vida

Un estudio de la Universidad de California en San Diego concluye que el uso de la red social tiene relación con el hecho de vivir más tiempo porque sirve para mantener y mejorar los lazos sociales en el mundo real

El uso de Facebook está asociado con una mayor esperanza de vida

Los usuarios de Facebook tienen algo que celebrar. No todo iban a ser malas noticias. A pesar de que la red social esté acusada de «espiar» el WhatsApp de sus usuarios y se haya convertido en un nicho de publicidad, parece que su uso tiene beneficios en la salud.

Un estudio realizado por sociólogos de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) concluye que un uso moderado de Facebook podría estar asociado con una mayor esperanza de vida.

«El uso de Facebook está asociado con vivir más tiempo porque sirve para mantener y mejorar los lazos sociales en el mundo real», indica la investigación, que también asegura que los «Me Gusta» no tienen nada que ver. Parece que, al final, son solo útiles para el ego de cada usuario.

El estudio, publicado en un artículo en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences» (PNAS), comparó los datos de 12 millones de usuarios de California con sus historiales médicos. «La investigación confirma lo que los científicos han sabido durante mucho tiempo sobre el mundo offline: las personas que tienen redes sociales más fuertes viven más tiempo», explican.

Los resultados confirman así la teoría elaborada en 1979 por la socióloga Lisa Berkman de que las personas con vínculos sociales fuertes tienen una mayor esperanza de vida. Por entonces, Berkman se basaba en las interacciones personales. Ahora, el estudio dirigido por William Hobbs concluye que aceptar solicitudes de amistad o publicar fotografías en esa red equivale a establecer los vínculos sociales que teorizó Berkman.

«Interactuar online parece ser saludable cuando la actividad es moderada y complementa interacciones personales», ha explicado Hobbs.

Los investigadores estudiaron la actividad online de los participantes durante seis meses, diferenciando entre quienes habían muerto y seguían vivos. Todos los estudiados nacieron entre 1945 y 1989, y todas las comparaciones se hicieron entre personas de edad y sexo similares. En un año, se comprobó cómo los participantes del estudio que usaron Facebook tenían aproximadamente un 12 por ciento menos de probabilidades de morir.

Entre las personas que usan Facebook, los investigadores analizaron el número de amigos, fotos, actualizaciones de estado o el número de mensajes enviados, entre otras variables.

«Felizmente, para casi todos los usuarios de Facebook, lo que encontramos es uso equilibrado y un menor riesgo de mortalidad», ha apuntado, por su parte, James Fowler, profesor de ciencias políticas de la universidad. Aún así, los investigadores señalan que las conclusiones pueden deberse a las diferencias económicas y sociales entre usuarios y no usuarios de Facebook.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios