NUEVOS CASOS DE INCENDIOS

Samsung anuncia un «ajuste temporal» en la fabricación de los Note 7 tras nuevos casos de ignición

Varios medios apuntan a la paralización de la fabricación de este modelo de terminal tras detectarse nuevos casos de ignición en los terminales de reemplazo, aunque el gigante de la electrónica de consumo asegura que se trata de un ajuste temporal del plan de producción

Vídeo: Samsung detiene temporalmente la producción de Galaxy Note 7 - Europa Press

Una nueva piedra en el camino. Porque cuando algo arranca torcido, lo más probable es que acabe mal. Y este será posiblemente un suceso para recordar. Samsung Electronics ha anunciado un «ajuste temporal» en la fabricación del dispositivo móvil Galaxy Note 7 después de registrarse nuevos casos de ignición en algunos modelos de reemplazo que sustituían, a su vez, a las primeras partidas de unidades se suspendieron la comercialización.

«Estamos ajustando temporalmente el programa de producción del Galaxy Note 7 con el fin de tomar medidas adicionales de cara a garantizar la calidad y seguridad», señalan fuentes de la firma surcoreana en un comunicado remitido a ABC. De esta forma, Samsung sale al paso de las informaciones publicadas por la agencia local Yonhap y el «The New York Times» que, citando fuentes internas, apuntan a una paralización de la producción de este modelo de terminal en formato «phablet» que ya tuvo que ser retirado previamente del mercado debido a un riesgo de explosión.

Samsung se ha referido en otros términos para no desmentir ni confirmar el cese de la fabricación de este modelo. Habla de un «ajuste de la producción» del Galaxy Note 7 que forma la retirada temporal del mercado del Note 7 en aras de garantizar la seguridad. La decisión se produce un día después de que las operadoras estadounidenses AT&T y T-Mobile se negaran a remplazar los nuevos teléfonos inteligentes de recambio.

Lo que parecía ir bien encaminado, finalmente le ha salido el tiro por la culata al fabricante. Pocas semanas después del lanzamiento a finales de agosto del Note 7, un dispositivo de alta gama que estaba llamado a robar terreno a los iPhone, Samsung tuvo que retirar unos 2.5 millones de dispositivos en todo el mundo a consecuencia de un posible riesgo de explosión de sus baterías defectuosas. Fueron unos 35 casos registrados de ignición que, una vez registrados, se decidió iniciar un proceso de sustitución gratuito para los propietarios de este terminal. Esta situación generó, incluso, un cierto miedo hasta el punto que algunas aerolíneas han prohíbido el uso del Note 7 en los vuelos. La pesadilla fue a más después de confirmarse que un Note 7 que hizo explosión durante un vuelto en Southwest Airlines se trataba de una unidad de reemplazo. A consecuencia de esto se tuvo que evacuar a los pasajeros.

Pero ha vuelto a suceder en otros modelos de reemplazo. Nuevas imágenes del teléfono carbonizados han inundado las redes sociales provocando una cierta humillación para un grupo empresarial que presume de ser líder en innovación la calidad. Esta crisis no podía haber llegado en peor situación. Tras un ciclo al alza, la firma surcoreana logró este año superar a su máximo rival en el sector, Apple, en algunos potentes mercados como EE.UU. La llegada del Note 7 se centró, sobre todo, en apoyar su crecimiento hasta final de año en este competitivo mercado de la telefonía móvil inteligente.

Los informes sobre los incendios de las unidades de reemplazo plantean dudas acerca de si la batería es el único problema en el Note 7, propensa a sobrecalentarse, según dijeron fuentes de Samsung en un principio, pero cuando se anunció la retirada global el 2 de septiembre la firma atribuyó el problema a una serie de baterías suministradas por uno de sus dos proveedores, dando por hecho que el resto de dispositivos se encontraban en perfectas condiciones.

Las prisas por adelantarse a su competidor pudo hacer, según publicó Bloomberg recientemente, que Samsung lanzara este terminal sin las debidas medidas de seguridad. El Note 7, sin embargo, llamó mucho la atención en la prensa especializada que destacó su buen rendimiento y la apuesta por sistemas de reconocimiento de iris. El próximo 28 de octubre estaba prevista la comercialización en Europa de los modelos ya revisados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios