CRISIS MUNDIAL

Samsung lanza una solución para que no se incendien los Note 7: acortar la batería

La firma surcoreana se enfrenta a una de sus mayores crisis después de detectarse un centenar de casos con problemas técnicos

Una persona muestra el estado en que quedó su Note 7
Una persona muestra el estado en que quedó su Note 7 - AFP

De momento, la solución es difícil. Samsung planea lanzar próximamente una actualización de urgencia para evitar que los dispositivos móviles Galaxy Note 7 que han registrado un centenar de casos de deflagración obligando a la marca a suspender su comercialización sufran problemas técnicos en la batería.

Lo que hace el parche es acortar de forma automática la autonomía hasta dejarla en un máximo del 60%, garantizando así que no se incendie. De esta forma, la actualización del software impide el sobrecalentamiento mediante la limitación de la batería, según informa Association Press.

Con esta solución temporal, los propietarios pueden continuar utilizando este modelo de dispositivo móvil. «Es una medida para colocar en primer lugar la seguridad del consumidor», señalan fuentes de la compañía surcoreana en un comunicado. La actualización para los usuarios está prevista para el próximo 20 de septiembre y estará disponible, primeramente, en Corea del Sur aunque por ahora se desconoce si finalmente llegarán a otros mercados internacionales en los que el Note 7 se ha vendido.

A pesar de esta situación, Samsung planea comenzar la venta de nuevos modelos de dispositivos que incluyen baterías que no son propensas a sobrecalentarse a partir del 19 de septiembre en Corea del Sur. La compañía, que ha recordado que se han vendido unas 2.5 millones de esta dispositivo después de detectar los primeros casos en los que sus baterías explotaron o se incendiaron, ha asegurado que el problema se debe a un fallo de fabricación en las baterías.

La multinacional surcoreana es el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes. Los analistas creen que la retirada de los dispositivos defectuosos puede generar un gran impacto en sus cuentas de resultados y en su imagen de marca. Por ahora, reguladores de la aviación y aerolíneas ya han anunciado que el Note 7 puede entrañar un peligro durante los vuelos solicitando a los poseedores de este terminal que lo apaguen de forma inmediata. Samsung, por su parte, ha instado a los consumidores a devolver los terminales para obtener modelos de reemplazo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios