Los 10 teléfonos móviles más vendidos de España

Cinco de los diez «smartphones» más vendidos en España son de la marca Samsung, una compañía que además posiciona como la marca más vendida en el país

MADRIDActualizado:

Samsung ha vuelto a ser el principal vendedor de teléfonos móviles inteligentes del mundo, también en España. Uno de los mercados más importantes de Europa por la alta penetración de estos aparatos electrónicos. Uno de sus modelos, el Galaxy J5, se ha convertido en el más vendido a lo largo de 2017.

El gigante surcoreano ha alargado, aún más, sus tentáculos en un año en el que su máximo rival, Apple, apostó a caballo ganador con su iPhone X, su terminal estrella que se ha subido al podio de los más caros de la historia. Frente a la política de ventas de incrementar paulatinamente los precios de los modelos «premium», que por primera vez han superado de arrancada los mil euros, los consumidores han vuelto a decantarse por los dispositivos de gama media en torno a los 300 euros.

Cinco de los diez «smartphones» más vendidos en España son de la marca Samsung, una compañía que además posiciona como la marca más vendida en el país, con un 26,6% de cuota de mercado en el tercer trimestre de 2017, según datos recopilados por la consultora Kantar España. En concreto, el Galaxy J5 fue el terminal más vendido, seguido del Samsung J3 y del Huawei P8 Lite. No obstante, Xiaomi, con su Redmi Note 4, se coló en la lista como el octavo terminal más vendido, mientras que el iPhone 7, un dispositivo de hace dos años, se situó en la quinta posición.

Apple, con todo, acumula un 12,7% de cuota de mercado en una espectacular subida respecto a un año cuando cosechaba únicamente un 5,1%. El gigante norteamericano se ha aprovechado de la caída en ventas de los terminales basados en Windows Phone y BlackBerry, que en la actualidad no alberga signos de adopción (hace un año tenían 2,3% y 0,7%, respectivamente). La alta penetración de la plataforma Android se ha reducido ligeramente en España, pasando del 90,5% de cuota de mercado hace un año hasta los 87,1% actuales. «Apple lleva meses cosechando buenos resultados en España aunque no de forma global a pesar de contar con seguidores muy fieles», sostiene en un comunicado Paula Carrión, de la consultora Kantar.

A su vez, el hecho de que los consumidores tarden cada vez más tiempo en cambiar de «smartphone» es un factor que penaliza a empresas como Apple: «En octubre de 2017, el 35,3% de los usuarios de iPhone en los principales mercados de Europa (España, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania) y en Estados Unidos tenían sus teléfonos desde hace más de dos años, lo que supone un aumento del 30,1% con respecto al año anterior y una considerable contención de la demanda en la base de Apple», explica Dominic Sunnebo, analista de de Kantar.

Xiaomi ha conseguido alcanzar en el «Top 5» de marcas más vendidas, con un 9 por ciento de cuota de mercado, por detrás de la española BQ (9,3%) y Apple. Esta última, como reflejan los datos de Kantar, cuenta con una cuota de mercado del 10,5 por ciento en el último trimestre del año. Samsung (26,6%) y Huawei y su marca Honor (19%), ocupan el primer y el segundo puesto, respectivamente.

El informe de Kantar revela que el mercado Español se suma a la preferencia por las pantallas de gran tamaño. En 2017, 84% de los «smartphone» vendidos tenían una pantalla mayor de 5 pulgadas, mientras que hace dos años solo suponían la mitad de las ventas. Los usuarios de «smartphone» en España prefieren dispositivos de gama media, donde se encuentran marcas como Huawei o Xiaomi o BQ.

Esto se refleja también en la lista de los dispositivos más vendidos, con los Galaxy J5 y J3 en primeras posiciones. En la actualidad, se paga de media 237 euros por un terminal, una cifra que crece en 61 euros respecto a los datos de 2015. La presencia de dispositivos de gama media en el mercado permite, como explican en el informe, democratizar el acceso al «smartphone». Esto es, las marcas ofrecen terminales con características similares a sus buques insignia a un precio mucho menor.

En la actualidad, los usuarios pagan unos 237 euros de media por un «smartphone», unos 61 euros más que hace dos años. La gama más económica, por tanto, es de donde también se encuentran los dispositivos básicos como el Nokia 3310. Todo ello, se traduce en que la gama alta en telefonía representa «un nicho de mercado pequeño» en España, según los analistas.

Es más, la gama media, donde se sitúan marcas como Huawei o Xiaomi es donde más oportunidades se registran. Ambas firmas de procedencia china han dado un vuelco importante en los últimos años al ofrecer dispositivos de prestaciones altas a precios contenidos y que han permitido extenderse a nivel internacional. Xiaomi, por ejemplo, abrió hace un par de meses su primera tienda oficial en España, mientras que Huawei ya es el tercer mayor fabricante de teléfonos del mundo.

«Aunque Samsung y Apple siempre tendrán su nicho de exclusividad en sus terminales insignia en los que la gente estará dispuesta a pagar 800 o 1.000 euros por terminal, el desarrollo de marcas como Huawei, Xiaomi o BQ hace que se esté ‘democratizando’ el acceso al smartphone ofreciendo terminales con características similares a un precio mucho menor», apunta Pablo Martínez, experto en ComTech de Kantar.