Tecnologia - Telefonía

Los españoles se decantan por la compra de «smartphones» usados

La adquisición de estos terminales se ha incrementado un 25% en los últimos tres años y se espera que, en este año, se reutilicen dos millones de teléfonos móviles

Los españoles se decantan por la compra de «smartphones» usados

Coches de segunda mano, pisos de segunda mano y «smartphones» de segunda mano. De la misma manera en la que es habitual la adquisición de viviendas o vehículos usados, la realidad es que cada vez son más los españoles que se decantan por comprar terminales que también han sido utilizados. Según Back Market, plataforma online especializada en el comercio de teléfonos reacondicionados, la compra de estos terminales se ha incrementado un 25% en los últimos tres años.

La adquisición de teléfonos móviles usados en España se ha disparado en los últimos tiempos. De hecho, se espera que durante este año se reutilicen dos millones de teléfonos inteligentes en nuestro país.

Back Market ha analizado la situación del mercado de los teléfonos móviles usados en España a partir de las últimas cifras publicadas por las consultoras Gartner y Deloitte sobre la situación de este sector. Los datos revelan que los españoles reutilizamos ya el 10% de todos los teléfonos que se venden en nuestro país.

De acuerdo con el estudio de Deloitte sobre las tendencias de consumo de «smartphones» en España, el 60% de los consumidores prefiere comprar un móvil reparado antes que comprar uno nuevo, al no percibir ninguna mejora entre su actual dispositivo y los nuevos aparatos que salen al mercado. «Los consumidores se lo piensan cada vez más antes de comprar un teléfono móvil nuevo. Hoy en día, la gente prefiere repararlo, o bien comprarlo reacondicionado», afirma Thibaud de Larauze, CEO de Back Market.

El constante desarrollo de internet y el crecimiento de los nuevos mercados basados en la economía circular explican este crecimiento en las compras de teléfonos reacondicionados en España, que ya están sustituyendo a las compras de los terminales nuevos. «Actualmente los consumidores prefieren esperar a comprarse el último modelo de 'smartphone', ya que al cabo de pocos meses pueden conseguirlo entre un 30% y un 70% más barato de lo que cuesta el modelo nuevo en tienda», señala de Larauze.

Otro factor que explica esta tendencia es que los dispositivos están certificados por talleres profesionales de reparación, que garantizan el perfecto funcionamiento de los aparatos y, a diferencia de los teléfonos de segunda mano, cuentan con un periodo de garantía legal de al menos un año.

Según las estimaciones de la consultora Gartner, se espera que en 2016 se compren 120 millones de teléfonos móviles usados en todo el mundo, la mayoría de ellos reacondicionados, lo que representa el 9% de todos los «smartphones» que se vendieron el año pasado a nivel global. Además, se prevé que un 10% de los teléfonos de alta gama que se compren en 2016, pasarán por manos de al menos tres propietarios y se usarán hasta el año 2020.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios