Tecnologia - Telefonía

¿Cómo se devalua un móvil?

Los «smartphones» pierden valor a medida que salen nuevos modelos al mercado a pesar de que la vida media de este tipo de dispositivos se sitúa en los cinco años y medio

Diferentes modelos de teléfonos móviles
Diferentes modelos de teléfonos móviles - AFP PHOTO / VINCENZO PINTO

¿Has pensado alguna vez cuánto cuesta tu móvil a día de hoy? El mercado de la telefonía móvil sufre también depreciaciones. Los «smartphones» pierden valor a medida que pasa el tiempo y salen al mercado nuevos modelos.

Sin embargo, los usuarios no tiene que preocuparse. Su teléfono costará, en la actualidad, mucho menos de lo que pagó por él en su día pero debe saber que los «smartphones» no caducan tan pronto. «La esperanza de vida media de un teléfono es de 5 años y medio pero la realidad es que la gente cambia de modelo cada 18 meses aunque esté perfecto. Su principal motivación es que solo quieren el nuevo», explica Thibaud de Larauze, consejero delegado de Back Market, plataforma online especializada en el comercio de teléfonos de segunda mano.

Según un estudio de Kantar Worldpanel, los españoles aguantaban con el mismo móvil en 2013 16,6 meses, una cifra que se elevó hasta los 18 meses en 2014. Sin embargo, en 2015, los usuarios cambiaron de móvil a los 20 meses. Teniendo en cuenta que las compañías sacan, mínimo, un modelo por año, está claro que los españoles prefieren estar a la última.

«Se trata de una estrategia de marketing para que se consuma siempre el producto nuevo», recuerda Thibaud de Larauze, que explica cómo las características entre «smartphones» de dos generaciones no varían tanto como para tener que comprar el nuevo. Sin embargo, sí se produce una depreciación del modelo anterior. «En la devaluación de un móvil influye mucho la marca. Apple y Samsung sacan muy a menudo terminales, por ejemplo, y eso condiciona el valor de mercado».

Por esta razón, la compra de terminales reacondicionados o de segunda mano se ha incrementado un 25% en los últimos tres años. El 60% de los consumidores opta por adquirir un móvil reparado antes que comprar uno nuevo. «Cuando un terminal lo hemos reacondicionado, lo vendemos entre un 30%-50% menos», indica el responsable. Por ejemplo, el precio del iPhone 6S en Back Market, al haber salido ya el 7, ronda los 500 euros cuando su precio original de venta era de 749 (septiembre de 2015) y en la actualidad se vende en las App Store por por 659 euros.

Y eso que los de Cupertino, según su consejero delegado, tiene poco que aportar: «Hace 3 años que no hemos visto una revolución de ruptura en la confeccion y funcionalidades de los iPhones», asegura Thibaud de Larauze. «Los productos reacondicionados -continua-, que siempre están verificados y como nuevos para empezar una nueva vida, tienen las mismas garantías que los nuevos y, además, un precio más atractivo».

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el software. Si los fabricantes dejan de actualizar sus sistemas operativos en las versiones inferiores, llega un momento en el que el «smartphone» se queda viejo. Por ejemplo, Google ya anunció que dejaría de dar soporte a los Nexus más antiguos. Los «smartphones» de gama alta son los más demandados en el mercado de segunda mano, donde los usuarios innovan poco. «Los consumidores suelen optar por las mismas marcas y modelos», explica Thibaud de Larauze.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios