Apple El iPhone 8 «destierra» al fugaz iPhone SE

Apple ha tomado la decisión de no actualizar el terminal de 4 pulgadas que lanzó el pasado mes de abril

El iPhone SE
El iPhone SE - APPLE

Apple no quiere invertir esfuerzos en aquello que no es primordial. Está a punto de abandonar su coche autónomo. Su batalla principal se centra en la gama alta. Así lo ha demostrado con el último MacBook Pro. Y la misma línea va a seguir con sus teléfonos. El iPhone 8 es la pieza clave con la que la compañía pretende reconquistar el mercado y levantar sus malos resultados. Por esta razón, el iPhone SE pasará ya a la historia.

Según publica «Mac Rumors», los de Cupertino ya han tomado la decisión de no actualizar el iPhone SE, el terminal de 4 pulgadas, que lanzó el pasado mes de abril. El teléfono fue un paréntesis entre el iPhone 6S y el 7, recién lanzado, y despertó ciertas desconfianzas.

Muchos analistas apuntaron entonces a que Tim Cook, CEO de Apple, había decidido apostar por una nueva estrategia. El iPhone SE fue lanzado como un salvavidas de urgencia con el que los de Cupertino pretendían mejorar sus resultados económicos después de una ralentización en las ventas.

Sin embargo, no ha funcionado. Losbeneficios e ingresos anuales de Apple cayeron conjuntamente en su ejercicio de 2016, algo que no experimentaba desde 2001. Por tanto, toca centrar esfuerzos en la gama alta.

Ming-Chi Kuo, analista de KGI Securities, revela a «Mac Rumors» que Apple ha decidido no actualizar el iPhone SE en 2017 para evitar una «posible canibalización de teléfonos», ya que lanzarán el iPhone 8 «con bastantes novedades». Y es que el objetivo de los de la manzana es «mantener altos márgenes» en sus modelos de gama alta.

Los peor son los pronósticos del analista: cree que Apple venderá un 10% menos de iPhones en el primer trimestre de 2017. Es decir, 35 millones de unidades a diferencia de los 40,4 millones vendidos en el mismo periodo de 2016. La baja demanda del mercado chino será la causa principal de estas cifras.

Por esta razón, el analista cree que Apple presionará a los fabricantes de componentes «para que reduzcan los precios en un esfuerzo por mantener sus márgenes». Sin embargo, será complicado porque, entre otros, tiene a Samsung. Su principal rival no va a estar por la labor de hacer una rebaja.

Toca esperar la acogida del iPhone 7 y ver qué programa de actualización adoptará Apple de cara al iPhone SE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios