Tecnología - Aplicaciones

Reino Unido abre una investigación sobre la política de uso compartido de Facebook y WhatsApp

Alemania anunció previamente la prohibición de la transferencia de datos entre ambas plataformas

Reino Unido abre una investigación sobre la política de uso compartido de Facebook y WhatsApp

La Oficina del Comisionado de información (ICO, por sus siglas en inglés), órgano público independiente del Reino Unido que fomenta el acceso a la información oficial y proteger la información personal, ha anunciado la apertura de una investigación sobre la transferencia de datos de la aplicación de mensajería WhatsApp hacia su actual propietario, Facebook.

En su discurso de la pasada semana en Londres, Elizabeth Denham, titular de la comisión de protección de datos británica, señaló que el organismo ha empezado a revisar el intercambio de datos entre WhatsApp y otras compañías de Facebook para garantizar la transparencia. «Hemos puesto en marcha una investigación sobre el uso compartido de datos recordando que, en el año 2014 cuando Facebook compró WhatsApp, hubo un compromiso entre las dos empresas por el que no compartirían la información», sostiene.

A su juicio, uno de los objetivos que se ha marcado en el cargo es reforzar la ley de protección de datos, al tiempo que manifestó que las nuevas tecnologías no están reñidas con la defensa de los derechos de los consumidores: «No es la privacidad o la innovación; es la privacidad y la innovación». Denham ha reconocido las oportunidades que pueden ofrecer las nuevas tecnologías, pero cree que debe haber leyes que regulan cómo se le permite usar los datos personales que recaban de sus usuarios.

Respecto a su postura en relación con la transferencia de información de WhatsApp a Facebook, que desde Alemania ya han anunciado la puesta en marcha de una orden administrativa, la responsable del organismo británico ha adelantado que su tarea es «aclarar aspectos como estos» y garantizar que las compañías «son transparentes con el público «sobre cómo se comparten sus datos» y «proteger a los consumidores al asegurarnos de que se cumple la ley». De momento, la empresa americana ya ha informado de los cambios: «Las organizaciones no necesitan una aprobación de la oficina de comisionado de información para cambiar sus estrategias pero sí deben cumplir las leyes de protección de datos. Estamos analizándolo».

La semana pasada entraron en vigor los nuevos términos de uso de la aplicación WhatsApp en donde se informa que los datos de sus más de mil millones de usuarios se transfieren a su actual propietario, Facebook. Aunque la decisión podái revocarse antes de un mes, los consumidores que decidieron no acpetar las condiciones se han visto obligados a hacerlo en caso de decidr seguir utiilizarno la plataforma, una situación que ha generado controversia en diversos sectores.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios