RUMORES Y FILTRACIONES

Google Pixel: el nuevo «smartphone» lejos de ser sumergible

Nuevas filtraciones apuntan a que no dispondrá de una característica que se posiciona ya como estándar en los buques insignia de las principales marcas

Detalle de uno de los últimos Nexus
Detalle de uno de los últimos Nexus - NEXUS

Google presentará el próximo 4 de octubre sus nuevos dispositivos móviles y alguna que otra sorpresa. Se espera la llegada de la nueva gama Pixel que, en teoría, sustituirá a los terminales Nexus que han ondeado la bandera de «Android puro» para cautivar, además de por los precios, al gran público. Y uno de los modelos continúa aportando rumores.

Según la filtración de la campaña promocional relativa a los termostatos inteligentes Nest, los teléfonos móviles inteligentes Pixel y Pixel XL no tendrán certificación que garantice su protección a agua y polvo, una característica actualmente presente en otros dispositivos existentes en el mercado y que, pese a considerarse prescindible para muchos usuarios, se ha posicionado como un componente estándar. Incluso Apple, con su reciente iPhone 7, ha apostado por esta filosofía.

Los rumores que circulan por internet apuntan a que los futuros «smatphones» comercializados por Google (se habla de HTC como fabricante) tendrán, únicamente, protección contra agua y polvo nivel IP53, es decir, no serán sumergibles ni resistentes al agua como sí lo son los Samsung Galaxy S7 o los Sony Xperia, con certificación IP68, lo que podría deslucir ligeramente la experiencia y el atractivo.

A tenor de las filtraciones, Pixel XL -nombre en clave Sailfish- será un terminal inspirado por el actual HTC 10, y contará con puerto USB Type-C, altavoces estéreo y entrada para clavijas «minijack» de 3.5 milímetros que se ubicaría, según las primeras imágenes filtradas, en la parte superior izquierda para darle una mayor comodidad en los momentos en los que los usuarios reproducen videos y escuchan música.

La gama contendrá dos versiones diferenciadas por tamaño, uno de 5.3 pulgadas y otro en formato «phablet» de unos 5.7 pulgadas. Google Pixel y Pixel XL serán, presumiblemente, los dos integrantes de esta serie. Gobernado con la última versión de Android hasta la fecha, Android 7.0 Nougat, se habla de la posibilidad de incorporar un procesador Snapdragon 821 y 4 GB de memoria RAM.

Además de estas prestaciones técnicas, se espera que los próximos dispositivos ofrezcan cámaras de 12 megapíxeles y lector de huellas dactilare, así como acabados en metal. En cuanto a su capacidad, los rumores apuntan a dos versiones, de 32 y 128 GB, pero sus precios podrían alcanzar los 650 euros, una estrategia de venta critidada el pasado año cuanod aparecieron los últimos Nexus.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios