Tecnología - Soluciones

Toshiba sigue creciendo a pesar de su retirada del mercado de consumo

La firma cuenta con el 30% de cuota de mercado en el sector de la educación y más de un 20% de cuota en lo que se refiere a grandes cuentas

Detalle de un ordenador Portegé Z30
Detalle de un ordenador Portegé Z30 - TOSHIBA

Toshiba sigue vivo y, además, goza de una excelente salud. Y ello a pesar de su retirada, hace ya un año, del mercado de consumo, algo que hizo presagiar lo peor para la firma japonesa. La razón de esa retirada, sin embargo, fue estratégica, y permitió a la compañía concentrarse en sus dos grandes mercados tradicionales: la educación y las grandes cuentas, con una especial atención a las administraciones públicas.

Los resultados no han podido ser mejores. Durante el último año, en efecto, Toshiba no ha perdido ni uno solo de sus grandes clientes a nivel global. Al contrario, ha ganado un buen número de nuevos. Aquí, en España, la situación es exactamente la misma. Toshiba tiene actualmente un envidiable 30% de cuota de mercado en el sector de la educación, y más de un 20% de cuota en lo que se refiere a grandes cuentas. La empresa prevé terminar el año con un crecimiento de dos dígitos, frente al 2% con que lo hará el mercado de la informática portátil profesional.

La compañía, además, sigue liderando el segmento de portátiles ultraligeros (entre 1 y 1.5 kilogramos) permaneciendo en un más que cómodo 40% de cuota de mercado. Según explicó Emilio Dumas, director de Toshiba Iberia, en un encuentro con la prensa, «tras la salida del mercado de consumo, hemos enfocado el negocio en el entorno profesional, ampliando la oferta con nuevas soluciones y servicios, y los resultados están siendo realmente buenos». Para Dumas, el hecho de que los equipos Toshiba se fabriquen al 100% en fábricas propias «es un factor diferencial, especialmente en lo que se refiere a seguridad. Buena muestra de ello es que nuestro equipo más vendido, el Portegé Z30 es uno de los más caros de toda la gama».

Para el próximo año, la firma prevé mantener su posición en los sectores educativos y de la Administración, que juntos suponen cerca del 50% de su negocio. Dentro de su nueva estrategia comercial, destaca un nuevo servicio llamado Toshiba Mobile Zero Client, la primera plataforma tecnológica para virtualización de portátiles de máxima seguridad. Los usuarios podrán estar seguros que ni un solo dato podrá ser robado de ninguno de los portátiles de la red.

De hecho, ninguno de ellos tiene disco duro para almacenaer datos, y ni siquiera cuenta con un sistema operativo instalado. Toda la inteligencia del sistema está en los servidores de la empresa del contratante o en los de la propia empresa, en caso de que el cliente opte por externalizar el servicio. Los portátiles, además, solo estarán habilitados para conectarse con el servidor central, de forma que no podrán establecer ningún otro tipo de conexiones con redes abiertas. En estas condiciones, la seguridad de los datos está totalmente garantizada.

Además, la firma japonesa ofrece a cada cliente la posibilidad de diseñar, en el lugar de trabajo, las caracteríasticas y las capacidades del sistema. Solo después encargará, a medida para cada caso, la fabricación de los portátiles, que estarán, pues, hechos a la medida de cada empresa o institución. Por supuesto, ello supone una importante reducción en el coste de cada terminal, cuyos precios rondarán los 200 euros por unidad. El pago de una pequeña cuota anual por el mantenimiento del servicio completa esta solución profesional, única en el mercado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios