El coche de Google
El coche de Google - EFE/EPA/GOOGLE

EE.UU. apuesta por el coche autónomo: destinará 4.000 millones para potenciar su desarrollo

El secretario del Departamento de Transporte, Anthony Foxx, ha explicado que con ese dinero se financiarán programas piloto, mejoras de seguridad en este tipo de vehículos y también mejoras en las carreteras y las calles de todo el país para que puedan transitar con normalidad

Actualizado:

Los coches autónomos son el futuro. Y EE.UU. lo sabe. Por esta razón, la administración de Barack Obama ha presentado un plan nacional dedicado al desarrollo de estos vehículos en todo el país. Se destinarán 4.000 millones de dólares para este proyecto de diez años que dará comienzo en julio.

El secretario del Departamento de Transporte de Estados Unidos (USDOT), Anthony Foxx, ha anunciado que pretende potenciar el desarrollo de los coches autónomos y mejorar las regulaciones para que la tecnología pueda avanzar y no encuentre obstáculos. Para ello, se destinarán 4.000 millones de dólares del presupuesto fiscal de 2017 y con ese dinero se financiarán programas piloto, mejoras de seguridad en este tipo de vehículos y también mejoras en las carreteras y las calles de todo el país para que puedan transitar con normalidad.

«Por supuesto, no vamos a parar ahí. Este es un momento emocionante en la innovación del vehículo y vamos a estar trabajando duro para asegurarnos de que protegemos la seguridad de los estadounidenses, a la vez que tenemos el apoyo a los innovadores», ha explicado Foxx en un post realizado en la página del departamento de transportes del país. «Cuando la automatización se combina con otras tecnologías como los motores eléctricos y otras innovaciones, vamos a ser capaces de reducir la congestión y la contaminación aún más», ha contado.

Foxx ha anunciado también que la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras estaría en contacto con la industria de coches autónomos para elaborar directrices y permitir un despliegue seguro. La NHTSA lanzará una guía para que esto sea factible y desarrollará una política de Estado coherente, explicaban. Para ello, los fabricantes podrán presentar «solicitudes de interpretación de las reglas» y así llegar a un acuerdo para conseguir un ámbito totalmente seguro y acorde a unos y otros.

«NHTSA está utilizando todas sus herramientas disponibles para acelerar el despliegue de las tecnologías que pueden eliminar el 94 por ciento de los accidentes fatales que involucran un error humano», ha dicho el administrador de la NHTSA, Marcos Rosekind, según ha recogido «Mashable». «Vamos a trabajar con socios estatales hacia la creación de una política nacional coherente sobre estas innovaciones, ofrecer opciones, ahora y en el futuro para los fabricantes que buscan desplegar vehículos autónomos, y mantener nuestra misión primordial la seguridad en todas las etapas», ha explicado.

Estados Unidos ya se plantea tener más de 2.500 vehículos autónomos funcionando de aquí a dos años por lo que será cuestión de tiempo que, en el resto del mundo, las carreteras ya estén disponible para este tipo de vehículos cada vez más eficientes y más seguras