ENTREVISTA

«Philips se transforma enfocándose en productos para la prevención de la salud»

La firma holandesa concluye este año un proceso de reconversión industrial que le alejará de su principal núcleo de negocio, según uno de sus directivos, Pieter Nota, en una entrevista con ABC

Pieter Nota, responsable de servicios de salud de la firma
Pieter Nota, responsable de servicios de salud de la firma - ABC

La marca holandesa Philips lleva más de un siglo surtiendo de electrodomésticos a milones de hogares. La organización, con más 100.000 trabajadores repartidos por todo el mundo, está pasando unos años de transformación interna, centrándose en negocios que le son rentables, y abandonando los que no tiene sentido competir con los precios asiáticos. Ese es el caso, por ejemplo, de su conocida división de televisores donde ya sólo queda una licencia de la marca que un tercero utiliza para sus productos.

Este es un año muy importante para la marca, ya que puede dar por concluido un proceso de más de dos años, en el que ha vendido y adquirido empresas, para fortalecerse en sus nuevos negocios principales, salud e iluminación. Después del IPO de Philips Lighting, la empresa ya puede centrarse en su principal mercado, el de la salud, sobre todo fomentando hábitos saludables y prevención de enfermedades.

Así lo demostraron el IFA en Berlín, con un pabellón completo dedicado a productos de salud conectados a la nube. Convirtiéndose en la única empresa con productos de salud, poseedora de un grado de fiabilidad médico. Hablamos con Pieter Nota, máximo responsable de la división Personal Health de Philips y el artífice de este giro que está tomando la empresa de electrónica hacia la salud conectada.

El nuevo objetivo de la firma está claro. El reto es usar los datos que proveen sus dispositivos, para mejorar la calidad de vida de sus clientes. Por ejemplo, el cepillo de dientes FlexCare Platinum, se conecta a una aplicación en el móvil, que va recogiendo qué partes de la dentadura se cepillan más, de la presión que se ejerce sobre las encías, o del número de cepillados diarios. Con todo ello. la aplicación, puede hacer un informe que podemos enviar a nuestro dentista.

Respecto a su línea de productos para el cuidado de los más pequeños, Nota apunta que la aplicación para móvil UGrow «es como tener un cuidador en tu bolsillo», ya que la cámara conectada «te avisa de todo lo que ocurre» en la cuna y el termómetro conectado te da un histórico de las temperaturas de tu bebé, «algo tremendamente importante para diagnosticar un problema cuando acudes al médico».

Está claro que en la consulta del médico, y te toma la presión o la temperatura, la única información que tiene, es de ese momento puntual, pero si puedes ir con un informe, de lo que ha ocurrido en la última semana, está claro que el diagnóstico será más preciso. «Nuestros dispositivos, no son simples gadgets, son los únicos que están validados clinicamente. Sus medidas son lo suficientemente precisas, para que un médico las pueda utilizar en un diagnóstico», insiste.

Pero hay otros ejemplos de esta transformación. Philips Health Suite es la aplicación en la nube donde se van almacenando todos los datos médicos de los clientes de Philips. Esta semana Qualcomm, también anunció que lo utilizaría para volcar los datos de sus clientes en internet. Guardar datos médicos tan sensibles en la nube, siempre hace que salte la cuestión de la privacidad. «Los usuarios pueden decidir siempre con quien comparten su información, ésta siempre se encuentra bajo su control».

«Tenemos dos niveles en los que se comparten datos. Primero, los informes que se pueden compartir con el médico vía email, estos sí que están identificados, y los datos agregados anónimos que van a la nube. Aquí el Big Data, se ocupará de buscar patrones para mejorar los productos y así también la salud de sus clientes. Por ejemplo, si descubren que millones de personas se cepillan mal una parte de la dentadura, intentarán concienciarlos, o cambiar su producto», valora.

Este campo de actuación se va acercando al futuro con la comunidad médica, por lo que habrá que contemplar como los médicos aceptan estos avances y utilizan los datos e informes de sus pacientes. Nos encontramos en una situación totalmente nueva. De momento, según Pieter Nota, por ahora hay ejemplos para ser optimistas: «Los dentistas están encantados con sus cepillos, ya que la gamificación de la aplicación, enseña, sobre todo a los más pequeños a limpiarse los dientes correctamente».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios