Tecnología - Hardware

GoPro retira Karma, su primer drone, por fallos técnicos

La firma norteamericana anuncia la retirada de todas las unidades de su primer avión no tripulado después de registrarse problemas técnicos que provoca una pérdida de energía

Detalle de Karma, el primer drone de GoPro
Detalle de Karma, el primer drone de GoPro - GOPRO

Tropiezo para GoPro en su aventura de altos vuelos. La firma norteamericana ha anunciado la retirada de su primer vehículo aéreo no tripulado, Karma, después de detectarse una serie de problemas técnicos en el dispositivo a consecuencia de una pérdida de energía durante el vuelo provocando que caiga al vacío y, con ello, sufrir importantes daños por el impacto.

Por ahora, la situación es irremediable, por lo que la compañía, que hizo su debut hace dos semanas en el mercado de los drones, ha llamado a los propietarios del aparato a devolverlo para una revisión, aunque se ha comprometido a reanudar las ventas cuando el problema se haya solventado. Se desconoce todavía la razón del problema pero el fallo se ha registrado en una serie de unidades «no demasiado grande». Se calculan unas 2.500 unidades vendidas.

En un comunicado, GoPro ha asegurado que ha iniciado una investigación sobre los fallos técnicos y que se encuentra en comunicación con la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos y la Administración Federal de Aviación para evitar poner en riesgo la seguridad de los usuarios. Además de suspender la venta, la compañía ha iniciado un proceso de retirada en el que garantiza la devolución del dinero abonado por la compra del drone, que cuesta unos 800 dólares sin la cámara de acción.

Competencia del Mavic de la firma asiática DJI, el cuadricoptero es compacto y plegable, y está diseñado para poder transportarse fácilmente en una pequeña y discreta mochila hasta el destino de realización de cualquier actividad en su mochila. Además, es capaz de seguir al deportista en su actividad y obtener las mejores imágenes posibles, con lo que puede hacer brillantes coberturas deportivas. Al igual que otros drones existentes en el mercado, Karma se puede controlar desde una aplicación móvil, vía WiFi. Cuenta con un sistema de estabilizador que permite soltar la cámara para utilizarla de manera manual.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios