Tecnología

La UE quiere que el caso Apple sirva de escarmiento para el futuro

El Ecofin recomienda que las empresas paguen impuestos en los países donde obtienen beneficios

La UE quiere que el caso Apple sirva de escarmiento para el futuro
ENRIQUE SERBETO Corresponsal En Bruselas - Actualizado: Guardado en:

Las multinacionales están dando una batalla «equivocada» y deberían acostumbrarse a pagar «impuestos justos» en la Unión Europea o en todos los demás territorios donde operen. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, reflejaba ayer al término de la reunión de los ministros europeos de economía y finanzas el sentimiento mayoritario de todos los países hacia las prácticas fiscales que se han sacado a la luz en toda la UE y especialmente después de la decisión de la Comisión Europea de obligar a Irlanda a recuperar los que el gigante tecnológico Apple aprovechó para no pagar en otros países. Algunos gobiernos, el español entre ellos, se interesan ya por saber a cuánto asciende la cuenta de lo que no percibieron debido a las maniobras de diversión de algunas multinacionales.

«Las compañías internacionales tienen la obligación de pagar impuestos de un modo justo, y pienso que todos tenemos que trabajar juntos para asegurarnos de que es así», afirmó el también ministro holandés de Finanzas ayer en Bratislava, donde se celebró la reunión. «Mi mensaje para esas empresas es que están peleando la batalla equivocada. Los tiempos están cambiando y tenéis que pagar vuestros impuestos de manera justa. Parte de estos serán en Estados Unidos, y parte en Europa. Por lo que es mejor que os preparéis para hacerlo». Apple y el Gobierno de Irlanda han anunciado que recurrirán ante el Tribunal Europeo de Luxemburgo la decisión de la comisaria de competencia Margrethe Vestager de exigir a Apple que devuelva a Irlanda 13.000 millones de euros más intereses por impuestos que no habría pagado al país en los últimos años. El ministro irlandés espera que otros países que han logrado atraer a ciertas compañías multinacionales a base de ventajas fiscales, como Bélgica, Luxemburgo y Holanda le apoyen en este recurso.

Otros países, por el contrario, creen que la decisión es buena e incluso se proponen reclamar una parte de esos atrasos, porque se atribuyen a beneficios que las empresas han obtenido en sus mercados y por los que no han cotizado. Según fuentes del Ministerio de Economía, España no descarta reclamar parte de los impuestos que podría haber dejado de percibir, pero antes hay que ver como evoluciona jurídicamente el caso Apple.

Ayudas de Estado

Hay una discusión esencial sobre si se trata de un asunto exclusivamente fiscal, en cuyo caso la decisión de la Comisión tienen poca base, o si se trata como dice Vestager de una ayuda de Estado disimulada a través de un tratamiento fiscal demasiado ventajoso. Dijsselbloem insiste en que la Comisión sí «tiene un mandato de estudiar las ayudas de Estado, también cuando se trata de políticas fiscales». Curiosamente, la holandesa Nellye Kroes, que fue comisaria de Competencia, abandera ahora el sector de los que creen que la actual comisaria se ha equivocado en el enfoque.

El ministro luxemburgués Pierre Gramegna, que tiene en su mesa otros expedientes similares al de Apple también duda de su la Comisión «hace ahora una nueva interpretación de cómo se aplicaron las reglas en el pasado y por ello, obviamente tenemos que esperar a lo que el tribunal europeo decida».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios