Mark Zuckerberg da explicaciones a la comisión de legisladores de EE.UU. - AFP / Vídeo: Zuckerberg inicia su comparecencia ante el Senado pidiendo perdón y hoy se enfrenta a la Cámara de Representantes

Mark Zuckerberg: «No hicimos bastante. Fue mi error y lo siento»

Zuckerberg da explicaciones en el Capitolio por el robo de datos de Facebook

Corresponsal en WashingtonActualizado:

«Todo fue mi error. Lo siento. No hicimos bastante». Una combinación de petición de perdón por el escándalo de la fuga de datos y de defensa a ultranza del modelo de Facebook. Así se comportó ayer Mark Zuckerberg, quien protagoniza en el Congreso de Estados Unidos una de las visitas más esperadas de los últimos tiempos, consistente en cuatro comparecencias consecutivas, iniciadas ayer y que culminarán hoy. La asunción de responsabilidades por el escándalo de Cambridge Analytica y la fuga masiva de datos de usuarios de la red social, no fue obstáculo para que el fundador de la gigante tecnológica mantuviera su convicción en las bondades del negocio que le hizo famoso, también para los 87 millones de usuarios cuya confianza se ha visto traicionada.

El ídolo de masas, promotor de la red social más exitosa y fiel representante de la desenfadada forma de triunfar proyectada desde Palo Alto (California), aunque él la había asentado desde Harvard, se presentó en una sesión conjunta de las comisiones Judicial y de Comercio del Senado con una imagen casi insólita. Abandonada la camiseta y los vaqueros, Zuckerberg intentó ofrecer una imagen más respetable embutido en traje y corbata, de color azul Facebook.

En una sesión que había sido precedida por otra en la Cámara de Representantes, las respuestas a 44 senadores, a razón de cuatro minutos de preguntas cada uno, constituyó el examen más comprometido que haya afrontado el gestor de Facebook. Muy elocuente fue cuando el senador Dick Durbin le preguntó: «¿Se sentiría cómodo compartiendo con nosotros el nombre del hotel en el que se hospedó anoche?». Tras una larga pausa, Zuckerberg respondió: «No». El doble reproche de los legisladores señaló a Zuckerberg por permitir la fácil injerencia en su red de activistas financiados por Moscú, para desestabilizar la elección presidencial, y el uso no consentido de los datos de millones de usuarios a cargo de Cambridge Analytica.

Aseguró que su empresa trabaja con el equipo del fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller. Pidió perdón por sus «errores personales», aunque también prometió proteger a partir de este momento «los datos de los usuarios que forman nuestra comunidad». «Estamos creando herramientas para identificar las cuentas falsas en Facebook», aseguró.