Temas

Conferencias episcopales

El pecado del cisma

El castigo para los que promueven la división es terrible, ya que un demonio les abre cruelmente en canal con una espada

Una Iglesia de primavera

¿Acaso la Iglesia de otoño no es también una Iglesia muda, instalada en la pausa de la historia?

José Francisco Serrano Oceja Comentar