El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (dcha.), durante su intervención en la clausura de las II Jornada «Huérfanos de la violencia de género: Hacia la reparación del daño» organizada por el Fondo de Becas Soledad Cazorla, este lunes en el Senado
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (dcha.), durante su intervención en la clausura de las II Jornada «Huérfanos de la violencia de género: Hacia la reparación del daño» organizada por el Fondo de Becas Soledad Cazorla, este lunes en el Senado - EFE

Zapatero: «España es un país inequívocamente feminista»

El expresidente del Gobierno reconoce lagunas en el modelo de Igualdad impulsado por el PSOE con los huérfanos por violencia de género

MadridActualizado:

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero aseguró este lunes que «España es un país inequívocamente feminista», como a su juicio han demostrado «el 8 de marzo y las últimas movilizaciones», a raíz de la sentencia de «La Manada» y que han supuesto, según el exdirigente socialista, una «reflexión» como sociedad sobre el machismo.

Así se expresó el predecesor de Mariano Rajoy durante la clausura de la II Jornada de Huérfanos de la Violencia de Género, que se ha celebrado hoy en el Senado bajo la organización de la Fundación Mujeres y el Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla con menores cuyas madres fueron asesinadas en crímenes machistas.

El dirigente leonés ha avisado de que existe una «laguna» en el modelo de igualdad social impulsado por el PSOE, en lo que se refiere a la situación de los huérfanos por violencia de género y la pensión de orfandad. A su juicio, se trata de una laguna que hay que abordar.

«Pasamos de hablar de violencia doméstica a violencia de género, una violencia como consecuencia de la condición de mujer, de una discriminación y de una dominación», celebró el antiguo líder del PSOE. A continuación, reflexionó sobre la democracia y recordó que «la democracia convivió mucho tiempo prohibiendo el voto a la mujer, y lo llamaron democracia».

No obstante, señaló que «los pasos que se han dado son trascendentales y hoy vivimos un proceso en el que la discriminación y la expresión más vergonzante y más cruel es la violencia de género, la cobardía de los hombres».

Asimismo, destacó que el 20% de las víctimas de la violencia de género tienen alguna discapacidad, por lo que «sufren doblemente el acoso y la discriminación». Y es que «llevo un año formando parte del Patronato de Mujeres con Discapacidad» y «cuando se profundiza se descubre una realidad muy dura».

Zapatero aseguró que «los espacios invisibles suelen ser los más dolientes» y llamó a la sociedad a luchar unida contra la violencia de género y el machismo, al tiempo que se felicitó por vivir en un país que planta cara al «machismo que se ha impuesto de manera tan injusta».