Hasta un noventa por ciento de los profesores asegura vivir situaciones de violencia en las aulas
Hasta un noventa por ciento de los profesores asegura vivir situaciones de violencia en las aulas - ABC

«La violencia soterrada en las aulas, la del día a día, es la más dura, la que te mina sicológicamente»

Profesores alertan de la grave situación en los aulas y piden a la sociedad que «tome conciencia»

MadridActualizado:

La violencia en las aulas está alcanzando niveles preocupantes. Hasta un 90% de los profesores afirma que convive con situaciones de violencia en su centro escolar y, en torno a un 75%, cree que tienen «muy poca o ninguna autoridad». Son datos del estudio realizado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). Unas dos mil encuestas entre docentes de primaria y secundaria que ponen de manifiesto una situación de peleas,insultos y vejaciones entre compañeros, vandalismo, destrozo del material escolar, violencia psicológica, episodios racistas y enfrentamientos a través de las redes sociales, como WhatsApp.

Los profesores afectados empiezan a levantar la voz y denunciar la situación por la que atraviesan.

Victoria Pizarro, con 25 años de experiencia docente, pone el acento en el desamparo en el que se encuentran: «Muchos compañeros se quejan de las direcciones de sus centros, no se sienten apoyados e incluso sienten la presión deotros compañeros e incluso de los padres. A veces hay una mala relación entre docentes y directores y otras son los padres los que acosan a la dirección. Es un porcentaje pequeño, pero lo suficiente para hacer daño». A su juicio, «es importante que toda la sociedad tome conciencia porque el profesor necesita que su trabajo sea valorado».

«No puede ser así»

Encarna Abascal advierte de que la peor violencia es la del día a día, la que va calando y afectando sicológicamente en el ánimo de los profesores: «Todos sabemos que hay violencia entre ellos, pequeños insultos, eso es el día a día. Yo creo que los alumnos que son así se envalentonan e intentan esa violencia contra el profesor y lo van minando. La violencia soterrada es la más dura, la que más afecta sicológicamente. Un caso en la prensa de una superagresión física puede llamar mucho la atención, pero es más importante esa violencia del día a día que soporta el profesor y te va minando sicológicamente«.

Esta profesora asegura que «el profesor muchas veces lo ve como normal, que forma parte de su trabajo, pero tiene que tomar conciencia de que no puede ser así. Esa violencia se va amplificando y trasladando a la sociedad y somos todos afectados». «Me parece que la sociedad en general tiene que tomar medidas y el profesor tiene que estar seguro de que desde la dirección se le va a apoyar».