El verano de 2017 registra 5 olas de calor y bate récord en los últimos 42 años

La primera, en junio, fue la más larga y extensa de la estación

MadridActualizado:

El verano de 2017, que terminó el pasado 22 de septiembre, ha batido el récord de número de olas de calor desde 1975, con cinco episodios, uno cada 18 días, y supera así a los de 1991 y 2016, en los que se registraron cuatro fenómenos similares de altas temperaturas en cada uno de ellos.

En cuanto a la duración de las citadas olas, los cinco episodios de este verano han sumado un total de 25 días, lo que sitúa a la estación veraniega en segunda posición por detrás del verano de 2015, con 29 jornadas, según datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La primera ola de calor ha transcurrido entre el 13 y el 21 de junio, la segunda entre el 12 y el 16 de julio, la tercera entre el 28 y 30 de julio, la cuarta entre el 2 y el 6 de agosto y la quinta y última entre el 20 y el 22 de agosto.

El primer episodio, con una duración de nueve días, arrojó una anomalía de 2,6 grados, dato superado por diecinueve olas de calor desde 1975, pero todas ellas con un inicio más tardío, ya que la de este verano, ha sido la segunda ola de calor más temprana sólo por detrás de la registrada entre el 11 y el 16 de junio de 1981.

Además ha sido la más larga y la más extensa de este verano, con 30 provincias, y el día más cálido (el 17) se superaron los 42 grados en Extremadura, Valle del Guadalquivir y zonas de las provincias de Toledo y Ciudad Real.

Durante este episodio, numerosos observatorios anotaron efeméride de valores para un mes de junio, tanto de la máxima como de mínima más alta, destacando Cáceres con 42 grados, Granada/Aeropuerto con 41,5 grados, Madrid/Torrejón con 40,4 grados Granada/Base Aérea con 40,2 grados y Madrid/Barajas con 40,1 grados entre otros.

Como dato significativo, cabe resaltar el Puerto de Navacerrada (Madrid), a 1894 metros de altitud, que el día 18 de junio igualó su efeméride de temperatura máxima para un mes de junio con 29,9 grados.

La segunda ola discurrió entre el 12 y el 16 de julio, afectó a 14 provincias (día 14 ), tuvo una temperatura máxima de 41,1 grados (día 13) y afectó con más intensidad a la mitad sur peninsular.

La anomalía de esta ola, parámetro más representativo de la intensidad de las temperaturas alcanzadas, fue de 3,9 grados, valor solo superado por el episodio entre el 11 y el 18 de agosto del año 1987, y la jornada más cálida (día 13) dejó 45 grados en los valles del Guadiana y del Guadalquivir.

También en esta ola hubo numerosas efemérides de temperatura máxima absoluta, todas ellas el día 13, entre las que sobresale Córdoba/Aeropuerto con 46,9 grados, Granada/Aeropuerto con 45,7 grados, Badajoz/Talavera la Real con 45,4 grados, Jaén con 44,4 grados, Ciudad Real con 43,7 grados y Granada/Base Aérea con 43,5 grados.

El tercer episodio de calor duró tres días, cubrió 12 provincias del sureste peninsular y logró una temperatura máxima de 37,7 grados (día 30) con una anomalía 1,6 grados, lo que la convierte en una ola de calor poco destacable en todos los aspectos.

La cuarta se alargó cinco días, entre el 2 y el 6 de agosto, afectó a 23 provincias (días 4 y 5) del centro, sur y este peninsular y las Baleares y el valor máximo de la ola fue de 37,7 grados (día 4) con una anomalía de 2,9 grados.

La quinta y última se prolongó tres días, entre el 20 y el 22 de agosto, afectó a 11 provincias (día 21) sobre todo del oeste peninsular, su temperatura máxima fue de 37,4 grados (día 21) y con una anomalía de 2,2 grados y al igual que la tercera ola de calor, también fue poco destacable.

Las temperaturas máximas dejaron (día 21) 40 grados en Cáceres, Badajoz, Toledo, Ciudad Real, Sevilla, Córdoba, Lugo y Orense, y por debajo de los 35 grados en las provincias mediterráneas y en el extremo norte.