Antoni Noguera, alcalde de Palma
Antoni Noguera, alcalde de Palma - Efe

El tripartito de Palma crea un servicio para promover el catalán en las barriadas más humildes

La iniciativa se llevará a cabo en las zonas con una mayor presencia de inmigrantes extracomunitarios o procedentes de la Península, en donde hoy se habla mayoritariamente en castellano

PalmaActualizado:

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma anunció el pasado miércoles que en breve pondrá en marcha un servicio de dinamizadores lingüísticos para promover el conocimiento y el uso del catalán en las barriadas más humildes de la ciudad, situadas en el extrarradio. En dichas zonas hay desde hace años una presencia mayoritaria de extranjeros extracomunitarios o de inmigrantes procedentes de la Península. El citado servicio municipal, que se desarrollará a lo largo de 2018 y 2019, contará con un presupuesto global de 155.760 euros.

Cabe recordar que en el presente mandato gobierna en la capital balear un tripartito conformado por el PSOE, MÉS y Podemos. En los dos primeros años de la actual legislatura el alcalde de la ciudad fue el socialista José Hila, que el pasado mes de junio fue relevado por el econacionalista Antoni Noguera. La nueva iniciativa en favor del catalán ha sido impulsada por el concejal de Cultura, el también econacionalista Llorenç Carrió.

«Esta es la actuación más ambiciosa que se llevará a cabo desde la Concejalía en relación a la política lingüística», señaló el edil el pasado miércoles durante la presentación de este proyecto. Carrió también destacó que el objetivo de esta iniciativa es «impulsar el conocimiento y el uso de la lengua catalana en todos los ámbitos y sectores de la sociedad» y también «promover la participación ciudadana en el proceso de recuperación lingüística».

El ámbito de actuación del citado programa abarcará tres zonas de la ciudad. La denominada «zona A» comprende las barriadas de Son Gotleu, Pere Garau y La Soledat, en donde hay una presencia muy relevante de personas de origen subsahariano, así como también latinoamericanas y asiáticas. Por lo que respecta a la «zona B», integrada por Es Rafal, Es Viver y Son Cladera, y a la «zona C», conformada por Es Camp Redó y Cas Capiscol, una parte muy significativa de su población es también inmigrante, pero en ambas zonas procedente sobre todo de la Península. En las tres áreas citadas el idioma que se suele usar en la mayoría de ámbitos es el castellano.

En ese contexto, el concejal de Cultura explicó que el nuevo servicio de dinamización lingüística contará con cuatro programas. Habrá uno destinado al sector comercial, para «incentivar el uso del catalán tanto en la rotulación como en la atención al cliente». Se contará también con un programa escolar, para «reforzar el aprendizaje de la lengua catalana y la integración cultural mediante actuaciones complementarias a las ya regladas». Dichas actuaciones se podrán destinar asimismo a los padres y las madres de los alumnos implicados, para que puedan ayudar a sus hijos.

Habrá además un programa sociocultural, cuyo objetivo será «reforzar o introducir el uso del catalán en las actividades lúdicas o culturales». Finalmente, se desarrollará también un programa intercultural, para «difundir información sobre el catalán a los inmigrantes como elemento integrador de las diversas comunidades lingüísticas».

Según el edil de Cultura, el nuevo servicio municipal también servirá para «ayudar a evitar la discriminación por razones de desconocimiento del catalán» y también para «detectar las dificultades y problemáticas que hay en las barriadas para acceder al catalán».