Sociedad

La tormenta tropical Otto, a punto de convertirse en huracán en el suroeste del Caribe

Mientras que el Gobierno de Costa Rica ha declarado una alerta roja, en Panamá se han registrado tres muertos

Obreros trabajan en retirar un árbol que cayó sobre un vehículo a causa de la tormenta tropical Otto este martes en Ciudad Panamá
Obreros trabajan en retirar un árbol que cayó sobre un vehículo a causa de la tormenta tropical Otto este martes en Ciudad Panamá - EFE
AGENCIAS Madrid - Actualizado: Guardado en:

La tormenta tropical Otto, que se ha formado este lunes sobre el suroeste del Caribe, se ha fortalecido este martes con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora. Está a punto de convertirse en huracán que se acerca a las costas de Costa Rica y Nicaragua.

El Gobierno de Costa Rica ha declarado una alerta roja para la costa del Caribe norte y parte de la frontera con Nicaragua. También ha ordenado evacuaciones obligatorias en esas zonas ante la inminente llegada de la tormenta. «Solicitamos la colaboración de la gente. No vamos a permitir que se nos quede gente en zonas de alto riesgo que nos ponga a lamentar pérdidas de vidas que pudieron ser evitadas», ha declarado el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, en una conferencia de prensa. El mandatario ha explicado que la mejoría del tiempo que experimenta hoy el país es «engañosa», pues la nubosidad está siendo atraída por la tormenta, la cual se encuentra a 450 kilómetros al este de la costa caribeña costarricense.

Esta ventana de buenas condiciones servirá para que el Ministerio de Seguridad lleve a cabo la evacuación en el Caribe norte del país y una parte de la zona fronteriza con Nicaragua, en comunidades como Barra del Colorado, Tortuguero, Puerto Lindo, Parismina, Boca Tapada, Pacuare, Las Barras, Delta Costa Rica e Isla Calero. La población de estas comunidades, la mayoría de ellas de difícil acceso, se calcula en unas 4.000 personas, que serán evacuadas hoy por aire y en embarcaciones. «Estas personas en zonas de riesgo van a ser trasladadas a zonas de seguridad. No es algo sencillo ni una decisión tomada a la ligera. El impacto sobre Costa Rica será serio», ha advertido Solís.

Por otra parte, tres personas han muerto este martes en Panamá por incidentes relacionados con las fuertes lluvias que ha provocado la tormenta. Un deslizamiento de tierra ha atrapado a nueve personas; se salvaron siete. La tercera víctima es una niña que esperaba a su madre en el interior de un coche. Un árbol cayó sobre el vehículo.

Una evolución impredecible

El director del Instituto Meteorológico Nacional costarricense, Juan Carlos Fallas, ha dicho en la conferencia de prensa que la tormenta se encuentra estacionada en el mar Caribe y su trayectoria aún no se puede predecir con certeza. Sin embargo, Fallas ha comentado, la hipótesis que maneja el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos indica que el fenómeno se moverá hacia el noroeste y tocaría tierra el jueves en la fluvial Isla Calero, en la costa del Caribe norte de Costa Rica, y la comunidad de Bluefields, en Nicaragua.

En su boletín de las 12.00 GMT, el Centro Nacional de Huracanes de EEUU (NHC) ha indicado que Otto, probablemente la última tormenta de esta temporada de huracanes en la cuenca atlántica, se mantiene «estacionaria». Los científicos del NHC, con sede en Miami, han advirtido de que Otto experimentará un «fortalecimiento adicional» en las próximas 48 horas, por lo que se espera que se convierta en huracán mañana miércoles.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios