Sociedad

Texas obligará a enterrar o incinerar los bebés no nacidos como consecuencia de un aborto

Los centros sanitarios tendrán prohibido mezclar los restos humanos con desechos médicos

Texas obligará a enterrar o incinerar los bebés abortados
Texas obligará a enterrar o incinerar los bebés abortados - ABC
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en:

No entrará en vigor hasta el 19 de diciembre, pero la nueva ley del aborto en Texas ya ha generado mucha controversia. Según la próxima legislación, los centros sanitarios tendrán que enterrar o incinerar a los bebés que sean fruto de un aborto voluntario. Es decir, no podrán mezclar los restos humanos con desechos médicos.

Aún no está claro quién correría con los gastos del entierro o la incineración, pero no se descarta que los centros sanitarios transfieran ese coste a las personas que detengan su embarazo. Muchos ven en esta nueva ley una forma de disuadir a los abortistas.

«Estas nuevas restricciones revelan la indiferencia insensible que los políticos de Texas tienen hacia las mujeres», dijo David Brown, abogado en el Centro de Derechos Reproductivos, al «Texas Tribune». «Forzar a una mujer a pagar por un entierro después de que termina un embarazo o experimenta un aborto involuntario no es simplemente absurdo, es una carga innecesaria y una intromisión en sus creencias personales».

Según informa The Washington Post, los restos fetales eran mezclados y eliminados con otros residuos ordinarios. La nueva ley impediría que se diera esta circunstancia y, según las autoridades, no supondrá un gasto mayor para los centros sanitarios.

La nueva ley fue propuesta en agosto y comentada en público por el senador Don Huffines. «Durante demasiado tiempo, Texas a permitido a los más inocentes ser mezclados con la basura médica de todos los días», dijo. «La vida comienza en la concepción».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios