Sociedad

La Sanidad británica pedirá el pasaporte para atender a los pacientes

El Reino Unido gastó el año pasado 500 millones de libras en atención sanitaria a extranjeros y los países foráneos solo le abonaron 255 millones

El ministro de Sanidad británico, Jeremy Hunt
El ministro de Sanidad británico, Jeremy Hunt - Reuters
Luis Ventoso Corresponsal En Londres - Actualizado: Guardado en:

Altos funcionarios del servicio de sanidad británico, el NHS, han anunciado que se pedirá el pasaporte a los pacientes, o de lo contrario no serán atendidos. El NHS requerirá «dos formas de identificación» para acceder a atender al público, por ejemplo, acreditar una dirección en el Reino Unido y el pasaporte.

Mientras permanezca en la UE, que como mínimo será dos años más, el Reino Unido está obligado a atender a los comunitarios, del mismo modo que los británicos reciben asistencia médica en Europa, como bien sabe, por ejemplo, la nutrida colonia de pensionistas ingleses que residen en España y disfrutan de su sanidad.

Como viene sucediendo desde el Brexit, el anuncio viene envuelto en cierto aire xenófobo, pues el primer ejemplo que se ha puesto es el de los polacos. Según la sanidad británica, el año pasado las arcas públicas se gastaron 4,3 millones de libras en atender a polacos, pero Polonia solo reembolsó al Reino Unido 1,5 millones.

El mes pasado, según datos que se acaban de conocer, el NHS se gastó 500 millones de libras en atender a extranjeros, pero solo logró cobrar 255 millones. Los foráneos no comunitarios están obligados a pagar por los servicios.

El Reino Unido quiere poner coto a lo que llaman turismo sanitario, porque calculan que por cada 15 libras que el país paga por la atención que reciben sus nacionales en el extranjero solo recibe una libra a cambio en el NHS.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios