Sociedad

Sanidad actuará contra los chats que ofrecen semen a domicilio

Estos foros ponen en contacto a mujeres con donantes de esperma para realizar inseminaciones caseras, sin supervisión médica

Una de las webs que ofrecen el servicio
Una de las webs que ofrecen el servicio - WWW.CO-PADRES-NET
ESTHER ARMORA Barcelona - Actualizado: Guardado en:

Son unos auténticos desconocidos que contactan a través de Internet para materializar un deseo común: tener un bebé. Varias webs consultadas por este diario (www.co-padres.net o www.modamily.com) ofrecen a mujeres que desean ser madres la posibilidad de encontrar vía «on-line» un donante de semen a coste cero. A diferencia de las clínicas de reproducción asistida, en las que los donantes son anónimos y se someten a un estricto control sanitario, en estos foros el contacto con el donante es personal, por lo que se vulnera el anonimato y la confidencialidad que establece la actual Ley de Reproducción Asistida. Tampoco vienen avalados por un informe médico. Una vez conseguido el esperma, las mujeres se lo inyectan directamente en la vagina.

Una amenaza para la salud

Tanto la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) como diversos especialistas en bioética y derecho han alertado al Ministerio de Sanidad sobre estas prácticas, que, según denuncian, «vulneran la legalidad vigente y suponen una amenaza para la salud de las receptoras».

Según ha adelantado a ABC el Ministerio, el Gobierno prevé actuar para frenar la acción de estos foros: «Sanidad está iniciando la puesta en marcha de las medidas oportunas para, conjuntamente con las administraciones implicadas, impedir que foros y redes sociales promuevan la práctica de estas actuaciones ilícitas y que conllevan riesgos para la salud».

Los usuarios de esta nueva vía «low cost» de inseminación, sin embargo, defienden esta alternativa como una fórmula «más humanizada» y «menos fría», también más económica, de traer al mundo a un bebé. La mayoría de estas mujeres llegan a esta vía después de recorrer varias clínicas de fertilidad sin resultados y tras perder mucho dinero, según confiesan a este diario algunas usuarias de estos foros.

En contra del negocio de las clínicas

«Estamos en contra del negocio de estas clínicas, que se aprovechan de nuestro deseo de ser madres para hacer cartera», indica a ABC Sonia V. H., suscrita al foro Co-Padres.net.

Una de sus mejores amigas, Noelia P. Q., recurrió a estas webs y ha conseguido su deseo de ser madre. «Soy consciente de que es difícil, aunque en mi caso lo he conseguido en el segundo intento», precisa la mujer.

El funcionamiento de estas webs es sencillo, muy similar al de foros de contactos para buscar pareja, como «Tinder» o «Meeting». La interesada cuelga en la web un anuncio en el que expone qué requisitos debe cumplir su donante idóneo (físicas, intelectuales, familiares...) y espera respuesta. Del mismo modo, los aspirantes a donante exponen en el mismo espacio virtual las características que reúnen. Una vez expuestos los perfiles, la interesada selecciona los candidatos y les pide una cita presencial. Cuando decide cuál es el elegido, si ambos llegan a un acuerdo, abandonan el chat público, contactan telefónicamente o por un correo privado y fijan un encuentro físico. En el transcurso de la cita, aclaran verbalmente qué tipo de responsabilidad tendrá el donante sobre el futuro bebé en caso de que se produzca un embarazo.

Las posibilidades son abiertas y pueden implicarse o no en la crianza. Una vez cerrado el pacto, casi nunca por escrito, la mujer advierte al donante de que le avisará cuando ella esté ovulando, para que él le entregue una muestra de su esperma.

El último paso es la inseminación, en este caso casera mediante un sencillo «kit» que se adquiere en la farmacia y consiste en una jeringuilla convencional y un bote de muestras. La receptora extrae el semen del bote con la jeringuilla, se coloca en posición ginecológica y alguna amiga o familiar, le inyecta directamente el fluido en la vagina.

Práctica ilegal

El doctor Agustín Ballesteros, presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), advierte sobre los riesgos reales de estas webs. «Lo que promueven es ilegal porque la actual Ley de Reproducción Asistida establece que la donación debe ser un acto anónimo y que el donante debe someterse a un estudio de salud. No solo hay riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas, también hereditarias, por lo que el control del donante debe ser riguroso».

Recuerda que deben someterse a dos analíticas, separadas por un período de latencia de seis meses, porque «muchas enfermedades están durante ese tiempo en fase de latencia y debemos asegurarnos de que no hay ningún riesgo».

En algunas de estas páginas se apunta que la tasa de éxito supera al 15 por ciento, frente al 20 por ciento de la fecundación natural.Ballesteros desmiente esta afirmación y lo argumenta. «En las clínicas la técnica es más precisa y depurada, ya que introducimos el esperma directamente en la matriz, saltándonos todas las barreras como la del PH vaginal, que es ácido e impide la movilidad», explica el especialista. Recuerda que con una inseminación en clínica la tasa de éxito alcanza el 25 por ciento. «Lo tenemos más que probado, nosotros no engañamos porque nos avalan las estadísticas».

Debate ético

Riesgos sanitarios al margen, esta nueva fórmula para ser madre con donante no anónimo abre también otro debate, el ético. Itziar de Lecuona, del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona, señala que «además de un problema de salud pública, estas prácticas plantean un problema legal».

La experta recuerda que la normativa de reproducción asistida exige que los donantes sean anónimos. «Supone una vulneración flagrante del actual sistema que protege a estas mujeres de todos estos peligros», asegura De Lecuona.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios