Sociedad

Sancionan a un estudiante musulmán en Basilea por negarse a estrechar la mano de sus profesoras

Amer Salhani, que acaba de perder una apelación ante las autoridades educativas y sigue sin dar la mano a las docentes, afirma que este tipo de comportamiento va en contra de sus creencias religiosas

Sancionan a un estudiante musulmán en Basilea por negarse a estrechar la mano de sus profesoras
ABC Madrid - Actualizado: Guardado en:

Un estudiante de 15 años, de una escuela de la localidad suiza de Therwil próxima a Basilea, será finalmente multado y amonestado por negarse a estrechar la mano de profesoras de su centro escolar por ir en contra de sus creencias religiosas. Amer Salhani, que así se llama este joven, ha perdido la apelación que interpuso ante las autoridades académicas. Él y sus compañeros recibirán multas de hasta 5.000 francos suizos - unos 4.500 euros aproximadamente- por no obedecer, informa «The Independent».

Las medidas disciplinarias que se adopten, han apuntado desde este medio, podrían ir desde un apercibimiento oral o un debate con los padres, mientras que las autoridades educativas están considerando la posibilidad de aprobar una norma para concretar al máximo este tipo de extremos. Por otra parte, a los padres se les ha dado la posibilidad de interponer otra reclamación ante las autoridades locales.

Salhani y su hermano mayor se les garantizo incialmente una exención temporal, mientras las autoridades educativas locales discutían sobre el tema, pero desde los organismos públicos han estado de acuerdo en que «un profesor tiene derecho a exigir estrechar las manos» de cualquiera de sus alumnos.

El centro educativo ha intentado alcanzar un compromiso permitiendo que estos alumnos rehusaran estrechar las manos de las profesoras, pero la medida se ha encontrado con críticas y rápidamente se dió marcha atrás.

Sociedad y cultura

Por otra parte, el hemano mayor de Salhani ha dejado la escuela en junio, pero el más jóven ha permanecido en la escuela y todavía rechaza dar la mano a cualquier docente que sea mujer, de acuerdo con la información de medios como The Independent y Blick.

Mónica Gschwind, reponsable del Departamento de Educación de Therwil, ha afirmado que «estrechar las manos a los profesores está profundamente enraizado en nuestra sociedad y cultura. En mi opinión, esto está claro: el dar la mano se debe cumplir sin excepciones».

A nivel regional, las autoridades educativos se han pronunciado en un sentido similar al de Gschwind: «El interés público con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres y la integración de los extranjeros es significativamente más importante que la libertad de conciencia de los estudiantes», han apuntado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios