Coche de la Policía que traslada a dos de los cinco miembros de «La Manada»
Coche de la Policía que traslada a dos de los cinco miembros de «La Manada» - EFE

Robo, lesiones y conducción temeraria

Un historial de antecedentes y acusaciones de abusos

Actualizado:

Pese al apoyo familiar con el que cuentan los cinco miembros de «La Manada», no es la primera vez que los acusados de la presunta violación de los sanfermines pasan por los juzgados. Tres de ellos han visto sus nombres en sentencias judiciales, cuatro están siendo investigados por un presunto delito de abusos sexuales en Pozoblanco (Córdoba) y la Fiscalía en el caso de violación consideró «creíble objetivamente» el relato de la víctima, por lo que se reiteró en su petición de 22 años y 10 meses de prisión para cada uno de ellos.

Entre los antecedentes con los que cuenta el grupo de amigos, Alfonso C. fue condenado a dos años de cárcel por un delito de lesiones a raíz de una pelea en Sevilla en 2013. No obstante, no llegó a entrar en la cárcel. José Ángel P. también vio su nombre en una sentencia de condena a dos años de prisión. En el año 2009 cometió un delito de robo con violencia y fue condenado por un juzgado de Huelva. Su pena también fue suspendida.

Aunque acumula menos tiempo de cárcel, el más reincidente es Ángel B., que ha sido pillado más de una vez conduciendo bajo los efectos del alcohol y las drogas. En los distintos procesos que se le han abierto por esta circunstancia, acumula una pena de 9 meses de cárcel.

Además, la investigación de sus teléfonos móviles tras la denuncia abierta en sanfermines descubrió un vídeo en el que abusaban presuntamente de una joven de 21 años en Pozoblanco que, aparentemente se encontraba bajo los efectos de una droga. De hecho, en sus mensajes de WhatsApp no faltaban apelaciones a drogas como «burundanga» o «retinoles» para mantener sexo con mujeres. Por estos hechos cuatro de los cinco acusados están siendo investigados, aunque el juicio por este asunto se celebrará previsiblemente a lo largo del año que viene.