Sociedad

Los Reyes visitan este martes la Conferencia Episcopal con motivo de su 50 aniversario

Don Felipe ha afianzado la aconfesionalidad del Estado pero mantiene la cooperación con la Iglesia

Felipe VI , con el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez en La Zarzuela
Felipe VI , con el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez en La Zarzuela - EFE
ALMUDENA MARTÍNEZ-FORNÉS Madrid - Actualizado: Guardado en:

Los Reyes visitarán mañana, martes, por primera vez la sede de la Conferencia Episcopal Española con ocasión del 50 aniversario de su creación, que tuvo lugar el 1 de marzo de 1966. De esta forma, Don Felipe y Doña Letizia responderán a una invitación del presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Ricardo Blázquez. La visita se enmarca en las relaciones de respeto mutuo y colaboración que mantienen la Iglesia y la Jefatura del Estado en cumplimiento del artículo 16.3 de la Constitución, según el cual «ninguna confesión tendrá carácter estatal» pero «los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones».

Aunque la Familia Real española es católica, desde el principio de su reinado Don Felipe ha separado la práctica religiosa de la vida institucional por respeto al mandato constitucional. De hecho, el día de su proclamación como Rey no se ofició ceremonia religiosa alguna, aunque tres días después Don Felipe, Doña Letizia, Don Juan Carlos y Doña Sofía asistieron a una misa de carácter privado en la pequeña ermita del Palacio de La Zarzuela, que oficiaron el entonces arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y el arzobispo castrense, Juan del Río.

Juramentos en La Zarzuela

Con este fin, Don Felipe también renovó la ceremonia de los juramentos de las altas autoridades en el Palacio de La Zarzuela, de manera que las personas que van a jurar o prometer sus cargos ante el Rey puedan elegir si desean hacerlo en presencia de un crucifijo y una Biblia, como ha ocurrido hasta ahora, o sólo ante la Constitución, que debe estar presente en todos los casos. Aunque esta libertad de elección entró en vigor en julio de 2014, hasta ahora ninguna autoridad ha prescindido de ninguno de los dos símbolos religiosos.

Antes de que se promulgara la Constitución, Don Juan Carlos ya puso en marcha el proceso de separación entre la Iglesia y el Estado, y en 1976 renunció al derecho de presentación de obispos, que permitía a los Monarcas españoles, desde tiempos de los Reyes Católicos, intervenir en el nombramiento de la cúpula eclesiástica española mediante la presentación a la Santa Sede de los candidatos. El deseo de respetar la libertad de la Iglesia para elegir a sus obispos fue el primer paso para que después, en cuanto se aprobó la Constitución, se renovara la relación con la Iglesia mediante los Acuerdos con la Santa Sede de 1979.

Los Reyes llegarán a la sede de la Conferencia Episcopal a las doce del mediodía y, tras una visita a la capilla, se encontrarán con los obispos españoles, que esta semana celebran la 108 reunión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal. Durante la visita está previsto que el Rey y el cardenal Blázquez dirijan unas palabras.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios