El proyecto Medsalt-2 provoca rechazo por parte de distintas organizaciones

Un grupo de científicos europeos quiere poner en marcha el proyecto Medsalt-2 para estudiar la crisis salina del Messiniense

Actualizado:

La crisis salina del Messiniense fue un periodo en la historia geológica del Mediterráneo caracterizada por una masiva acumulación de sal en su fondo y que probablemente incluyó una desecación casi completa. Esto ocurrió hace casi 6 millones de años por la desconexión marina con el Atlántico.

El área elegida para estudiar este fenómeno son las aguas de Ibiza, Formentera y Mallorca, ya que la capa de sal tiene menos espesor en esta zona. El problema es que para realizar este estudio se usarán cañones de aire comprimido que, según organizaciones como Greenpeace o Alianza Mar Blava, tendrían un impacto medioambiental muy negativo. Además, Mar Blava ha señalado la posibilidad de que empresas petroleras empleen este estudio para la extracción de hidrocarburos. Desde Medsalt2 han negado esta acusación. Han señalado además que es el evento medioambiental más importante de los últimos 65 millones de años. No obstante, admiten el daño de los cañones, aunque el estudio será realizado en áreas y épocas en las que el daño sea mínimo.