Sociedad

La OMS propone aumentar en un 20% el precio de los refrescos con azúcar para reducir la obesidad

También se plantea subvencionar, al mismo tiempo, frutas y verduras. Entre las categorías de población más afectadas por la obesidad se encuentran los niños

Algunos países como Reino Unido ya han establecido impuestos a los refrescos
Algunos países como Reino Unido ya han establecido impuestos a los refrescos

Políticas fiscales adecuadas destinadas a aumentar los impuestos sobre algunas categorías de alimentos, altamente calóricos, o de bebidas refrescantes, al tiempo que se subvencionan otros más saludables, tendrían consecuencias positivas en la lucha contra la obesidad, según un informe publicado este martes en Ginebra por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como ocurrió hace unas décadas en el caso de la lucha antitabaco, la OMS se ha propuesto como objetivo el de disminuir el sobrepeso y la obesidad en el mundo, verdadera epidemia que tiene consecuencias directas en el aumento registrado, en los últimos años, del número de afectados por las enfermedades no transmisibles y que encarece considerablemente los presupuestos de salud nacionales.

En el día mundial contra la obesidad, celebrado hoy en el mundo, la OMS afirmó que seguir el camino escogido para luchar contra el consumo de tabaco tendría consecuencias tangibles en la disminución del sobrepeso, ya que existen pruebas de que aumentar los impuestos de determinados productos o ingredientes específicos reduce su consumo.

Anualmente unos 38 millones de personas mueren en el mundo víctimas de enfermedades no transmisibles, las que no se transmiten de persona a persona, que tienen una larga duración y evolucionan lentamente como las cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas a la diabetes. En todas ellas la dieta juega un papel importante, señaló la OMS.

La agencia sanitaria de la ONU subrayó la urgencia de revisar las políticas fiscales sobre determinados alimentos para promover dietas saludables ya que de acuerdo con las cifras de la OMS, correspondientes a 2014, el 39% de los adultos de más de 18 años sufre de obesidad y, en 2013, unos 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso.

El estudio, propone aumentar en, al menos, un 20% el precio de las bebidas refrescantes azucaradas decisión que disminuiría considerablemente el consumo de estos productos y la ingesta de calorías y contribuiría a mejorar la nutrición y a reducir el sobrepeso, la obesidad y consecuentemente las enfermedades no transmisibles.

Por otro lado, la idea apuntada por la OMS de subvencionar frutas y verduras, alimentos saludables por excelencia, entre un 10 y 30% para abaratar su precio de venta, tendría como efecto directo el aumento de su consumo. La dieta de los consumidores mejoraría reduciéndose el impacto de las enfermedades no transmisibles.

El estudio detalla algunas medidas fiscales tomadas por países como Dinamarca, Ecuador, Francia, México a Estados Unidos para gravar el consumo de determinados alimentos. Sin embargo, afirmó la OMS, los objetivos de las medidas fiscales de los países son frecuentemente económicos y no tienen como meta principal la mejora de la salud pública.

[Reino Unido establece un impuesto a los refrescos para luchar contra la obesidad]

Entre las categorías de población más afectadas por la obesidad se encuentran los niños. La OMS calcula que unos 223 millones de niños sufren de sobrepeso o de obesidad en el mundo cifra que podría alcanzar 268 millones en 2025. En España se espera que 1’5 millones de escolares estén afectados por este problema por lo que la OMS advierte que hay que actuar de urgentemente para reducirlo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios