Sida

La prevención no frena los nuevos casos de VIH, con más de dos millones en 2015

La transmisión de madre a hijo del virus se ha reducido a más de la mitad en los últimos cinco años por el mayor acceso a los tratamientos

Muestras de VIH en el biobanco del Hospital Gregorio Marañón de Madrid
Muestras de VIH en el biobanco del Hospital Gregorio Marañón de Madrid - BELÉN DÍAZ
MARÍA TERESA BENÍTEZ DE LUGO Corresponsal En Ginebra - Actualizado: Guardado en:

El Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (Onusida) anunció este lunes que a pesar del aumento considerable del número de personas con acceso a tratamientos antirretrovirales, unos 18,2 millones en 2016, las medidas de prevención no consiguen reducir el número de nuevas infecciones, que permanece estable desde 2010.

Entre los 18,2 millones de personas que recibían tratamiento en 2016 más de un millón lo consiguió en los primeros seis meses del año. En junio de 2015 la cifra alanzaba 15,8 millones y, en 2010, 7,5 millones. El total de enfermos que vivían con el VIH en el mundo a finales de 2015 alcanzaba la cifra de 36,7 millones.

«Hace sólo dos años unos quince millones de personas tenían acceso a los tratamientos antirretrovirales. Actualmente unos 18 millones están bajo tratamiento y el número de infecciones entre los niños continúa disminuyendo sobre todo en África», declaró el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

Prolongar la vida de los enfermos

Los tratamientos han conseguido prolongar la vida de los enfermos y disminuir desde 2005, en un 45%, el número de muertes relacionadas con el sida. Otro aspecto positivo es que el 77% de las mujeres embarazadas tienen acceso a los mismos con lo que se disminuye el riesgo de transmisión de madre a bebé, afirmó este organismo. La transmisión del virus de madres a hijos bajó un 50% en los últimos cinco años

Sin embargo, el número de infecciones anuales entre adultos se mantiene estable desde 2010, unos 2,1 millones de nuevas infecciones en 2015. Desde el comienzo de la epidemia la organización calcula que un total de 78 millones de personas han contraído la infección y 35 millones han pérdido la vida.

La mayoría de los nuevos casos, un 45%, ocurre entre los grupos más vulnerables: hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, trabajadores del sexo, transexuales, reclusos y consumidores de drogas inyectables. Además, estas personas son las que tienen mayores dificultades para acceder a los tratamientos.

África oriental y meridional sigue siendo el continente más castigado por el VIH. En 2015 se calculó que unos 19 millones de personas vivían con el virus y que el índice de mujeres infectadas era muy elevado, alrededor del 60%. A pesar de que entre 2010 y 2015 las nuevas infecciones disminuyeron en un 14% su número sigue siendo elevado, 960.000 en 2015.

En América del norte y Europa occidental y central el número de infectados, en 2015, alcanzó 2,4 millones de personas, unas 91.000 nuevas infecciones durante ese año. Sin embargo, entre 2010 y 2015 el número de muertes por causas relacionadas con el sida se redujo en un 24% registrándose durante ese período unos 22.000 fallecimientos en esta zona.

Aumento de resistencias

Onusida alertó sobre el riesgo del aumento de la resistencia frente a los tratamientos y a la necesidad de reducir el coste de los de segundo o tercer grado. También, sobre la importancia de sincronizar los programas contra la tuberculosis, hepatitis C, cáncer cervical y el virus papiloma humano para reducir el número de muerte entre los infectados con VIH.

«En 2015, entre los 1,1 millones de personas que murieron a causa del VIH casi medio millón, 440.000 falleció por tuberculosis y dentro de esta cifra 40.000 eran niños. Estos progresos son enormes pero aún frágiles ya que aparecen nuevas amenazas y el riesgo de la resistencia a los medicamentos», comentó Sidibé.

El aumento de la inversión en programas de prevención y tratamientos contra el virus del sida, sobre todo en los países más afectados, es crucial para conseguir controlar la epidemia. ONUSIDA estimó que los 19.000 millones de dólares invertidos en 2015 no bastan y que haría aumentarlos hasta 26.200 millones de dólares en 2020.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios