Sociedad

La población de osos pardos de la Cordillera Cantábrica está a punto de morir de hambre

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) ha denunciado que estos animales se encuentran desnutridos a causa de la falta de precipitaciones en la zona

La asociación pide a la Administración regional de Asturias que no retire los cadávares de otros animales de la zona, ya que también sirven como alimento para los osos pardos
La asociación pide a la Administración regional de Asturias que no retire los cadávares de otros animales de la zona, ya que también sirven como alimento para los osos pardos - BERNARDO CORRAL
SERVIMEDIA - Actualizado: Guardado en:

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) denunció este viernes que la población de osos pardos de la cordillera cantábrica está desnutrida, «algunos extremadamente delgados, con claros síntomas de caquexia» a causa de la escasez de precipitaciones registradas este año en la zona, situación que «ha alterado algunos ciclos vitales en la alimentación de los osos».

Fapas ha hecho este descubrimiento gracias a los equipos fotográficos que utiliza desde hace más de 15 años para el seguimiento de la población de oso pardo en la cordillera cantábrica. Sostiene este fondo que «2016 está siendo en algunas áreas de la cordillera un año climatológico complicado que ha alterado algunos ciclos vitales en la alimentación de los osos. Especies importantes en la dieta alimenticia para el plantígrado, como son las cerezas, sufrieron un fuerte atraso en su maduración, lo que provocó la presencia de muchos daños de osos en colmenas».

«Un verano extremadamente seco no ha favorecido la alimentación natural de los osos, basada en la búsqueda de insectos y consumo de frutas silvestres. La productividad de un fruto de gran valor alimenticio como es el arándano ha tenido una productividad muy irregular, en especial en las áreas medias de los valles de montaña, donde esta fruta madura antes que en las zonas de alta montaña», agregó Fapas. Esta escasez de alimento ha llevado a los osos a buscar en las colmenas alimento proteínico, que obtienen principalmente del consumo de las larvas de las colonias de abejas, aunque popularmente se considera que el principal atractivo es la miel. Ello ha supuesto a su vez la presencia de ejemplares en entornos más humanizados y las protestas de los propietarios de las colmenas.

Por esto, Fapas pide a la Administración regional de Asturias que no retire los cuerpos de animales muertos en la naturaleza. «Cadáveres que está comprobado científicamente que son parte de máxima importancia en la dieta alimenticia de los osos en determinados momentos de su biología y ecología, y que a través de su consumo obtienen proteína suficiente y reservas energéticas imprescindibles para una correcta evolución de su estado corporal, en especial las hembras acompañadas de crías».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios