Awuah en el escenario
Awuah en el escenario - J. G. S.

«Hemos conseguido que un 90 por ciento de los estudiantes se queden en África»

El ingeniero y creador de la Universidad Ashesi, Patrick Awuah, ha recibido el premio de educación Laureate, que se entrega en el marco de la cumbre mundial de innovación en educación Wise. Su octava edición ha comenzado este miércoles

ENVIADA ESPECIAL A DOHAActualizado:

La cumbre mundial de Innovación en Educación, WISE, ha comenzado este miércoles con el anuncio del ganador del Premio Laureate que reconoce la contribución a la educación.

Esta edición se ha otorgado el premio a Patrick Awuah, ingeniero, educador y empresario. Awuah creó la Universidad Ashesi (que significa «comenzar») en 2002 para mejorar la situación de su país, Ghana. «La educación sirve para potenciar el pensamiento crítico y que tenga sus componentes éticos y de compasión», señaló. Esta universidad se ha convertido en una de las instituciones más importantes del país africano y ha conseguido que los estudiantes se queden en su país y consigan empleos de calidad. «África ha sufrido la fuga de cerebros», lamentó Awuah.

Con Ashesi, Awuah consiguió que un 90 por ciento de los estudiantes que se forman opten por quedarse en África (Ghana, Nigeria, etc) en lugar de buscar un futuro fuera. «Hemos conseguido que un 90 por ciento de los estudiantes se quede en África», aseguró a este periódico. Además, también han conseguido atraer alumnos de otros países, como Estados Unidos.

Awuah nació y se crió en Ghana y se formó fuera de su país en empresas como Microsoft. «Decidí crear una nueva universidad en Ghana no por la falta de universidades en mi país, sino por la falta de universidades que enseñen las destrezas del siglo XXI. Durante años se puso demasiado énfasis en el aprendizaje memorístico y la memorización, y nada de pensamiento crítico o independiente, ética o colaboración. Decidí abrir una universidad que ofreciera a los jóvenes ghaneses y africanos la oportunidad de sobresalir y convertirse en solucionadores de problemas: los próximos líderes de África».

La vida de Awuah es un ejemplo de lo que este ingeniero ha querido combatir en su país: la pobreza y falta de oportunidades en su continente. Abandonó Ghana en 1985 con 50 dólares en el bolsillo y una beca completa para el Swarthmore College de Pensilvania (Estados Unidos). Durante los siguientes cuatro años su formación en humanidades le reveló el poder del pensamiento crítico y del cuestionamiento, lo que supuso un fuerte contraste respecto a su educación previa.

Después de graduarse, Patrick Awuah empezó a trabajar en Microsoft, donde lideró el diseño para el acceso telefónico a Internet. Ya formado decidió volver a Ghana con la intención de crear una empresa de software.

«Nuestro objetivo es que este premio genere conciencia mundial sobre el papel crucial de la educación en todas las sociedades y cree una plataforma para soluciones innovadoras y prácticas que puedan ayudar a aliviar algunos de los desafíos a los que se enfrenta la educación en todo el mundo», señaló la Jequesa y presidenta de la Fundación Catar, Sheikha Moza bint Nasser.

WISE inicia su octava edición bajo el lema «coexistir, coxrear, aprendiendo a vivir y trabajar juntos». En esta edición se abordarán gran amplitud de temas, centrando el foco en los conflictos mundiales que ponen en jaque el normal desarrollo educativo de millones de niños en todo el mundo.

En la última edición de la cumbre el premio fue para la afgana Sakena Yacooibe. En su país se la conoce como la «madre de la educación» porque lleva dos décadas dedicada a reconstruir el paisaje educativo de su país, destrozado por la guerra.