Sociedad

El Papa propone una fórmula para soportar a las personas molestas

«Cuando los vemos o nos llaman por teléfono pensamos: ¿por qué tengo que soportar sus quejas, chismes, peticiones y arrogancias?»

El Papa saluda a los cardenales que van llegando a Roma para la celebración del Consistorio este sábado
El Papa saluda a los cardenales que van llegando a Roma para la celebración del Consistorio este sábado - Reuters
JAVIER MARTÍNEZ-BROCAL Vaticano - Actualizado: Guardado en:

A lo largo de su pontificado el Papa ha mostrado una gran dosis de paciencia, y esta mañana en su catequesis de la audiencia general ha dejado entrever cómo lo consigue. Ha sido al hilo de su ciclo de catequesis sobre las obras de misericordia.

«Hoy hablamos de una obra de misericordia que todos conocemos bien, pero que quizá no practicamos como deberíamos: soportar con paciencia a las personas molestas, que existen, ¿eh?», comenzó entre sonrisas.

«Cuando los vemos por la calle o cuando nos llaman por teléfono, inmediatamente pensamos: ¿Hasta cuándo tendré que soportar sus quejas, chismes, peticiones y arrogancias?», dijo con gran realismo. «A veces las personas molestas son las que tenemos más cerca: siempre hay uno entre los parientes, en el trabajo o donde pasamos el tiempo libre», añadió.

Ponerse en el lugar del otro

Pero inmediatamente Francisco cambió el punto de vista. «También nosotros muchas veces hemos sido personas molestas», subrayó. «Hay que hacer examen de conciencia para ver si nosotros podemos resultar molestos a los demás, porque es muy fácil ver los defectos de los otros, pero tenemos que aprender a ponernos en su lugar», propuso.

El Papa recordó los episodios del Antiguo Testamento en los que Dios muestra paciencia con los israelitas, y otros del Nuevo Testamento en los que Jesús no perdió los papeles con los discípulos. «Por ejemplo cuando la madre de dos apóstoles hizo lobby y le pidió que les diera altos cargos», bromeó.

«Aconsejar, avisar y enseñar nos obliga a mirar dentro de nosotros mismos para verificar si somos coherentes con lo que pedimos a los otros»

En ese caso Jesús recordó que el centro de su propuesta era el servicio y la entrega a los demás, no el poder y el dominio. Con esta respuesta invitó a «ir a lo esencial y ampliar las miras para que cada uno asuma con responsabilidad su propia misión». Es la actitud, dijo el Papa, de quienes deben «corregir a los pecadores y enseñar a quienes no saben».

Sin apartarse de la cuestión sobre la paciencia, añadió que «es importante acompañar en la búsqueda de las cosas esenciales y hermosas, porque permite compartir y saborear el sentido de la vida». «A menudo encontramos a personas que están atentas sólo a los superficial, a las banalidades, quizá porque no han encontrado a nadie que les estimulase a buscar otra cosa, a apreciar los auténticos tesoros», dijo.

Apuntar a lo esencial

«Enseñar a mirar a lo esencial es una ayuda determinante, especialmente en un tiempo como el nuestro, que parece haber perdido el rumbo en busca de satisfacciones inmediatas», añadió. Apuntar a lo esencial, y hacerlo con alegría, según el Papa, ayuda además a «no caer en la envidia, ni en la ambición o la adulación».

En definitiva, la receta de Francisco para vivir la paciencia es cambiar de perspectiva, porque la obligación de «aconsejar, avisar y enseñar no debe hacernos pensar que somos superiores a los demás, sino que nos obliga sobre todo a mirar dentro de nosotros mismos para verificar si somos coherentes con lo que pedimos a los otros».

Por otro lado, antes de marcharse el Papa recordó que el próximo domingo se celebra la Jornada Mundial de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia. Francisco se unirá a la conmemoración mundial para pedir a las «instituciones y familias que protejan a los niños y aseguren su bienestar para que no caigan en formas de esclavitud, no sean reclutados en grupos armados y no sean maltratados».

El Papa solicitó que «la comunidad internacional vigile sobre sus vidas, y garanticen su derecho a la escuela y a la educación, para que crezcan con serenidad y miren con confianza al futuro».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios