Sociedad

El Papa ofrece fraternidad a los ortodoxos de Georgia a pesar de los «talibanes»

La visita a la catedral del Patriarca Ilia II, último acto de la visita al país

El Papa Frnacisco es besado durante un encuentro con los trabajadores de las caridades de la Iglesia
El Papa Frnacisco es besado durante un encuentro con los trabajadores de las caridades de la Iglesia - EFE
Tiflis, Georgia - Actualizado: Guardado en:

El anciano y enfermo Patriarca Ilia II, quien recibió al Papa en el aeropuerto el viernes, ha sido el destinatario de la última vista de Francisco, realizada en la catedral ortodoxa de Mtsketa, la antigua capital histórica del país.

La Iglesia Ortodoxa de Georgia, la más reacia al ecumenismo, sufre la presión de los llamados «talibanes ortodoxos», que han atacado al Papa e incluso al Patriarca, obligando a cancelar la presencia de una delegación oficial en la misa del sábado a la que asistieron en cambio, a título privado, muchos ortodoxos, incluidos sacerdotes, así como el presidente de la República.

El Papa comprende esas limitaciones y en su visita a la catedral ortodoxa ha propuesto una «límpida hermandad cristiana», la cual «requiere un camino paciente que hay que cultivar con confianza en los demás y con humildad».

La ceremonia ha concluido con una emocionante plegaria ancestral en arameo, el idioma que hablaba Jesús.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios