Page en una visita a un centro hospitalario de Castilla-La Mancha
Page en una visita a un centro hospitalario de Castilla-La Mancha - ABC

Page anima a las mujeres a ir al ginecólogo, pese a no tener suficientes especialistas

Envía una carta para que participen en una Programa de Cribado de Cáncer de Cuello de Útero, mientras el PP pide dimisiones en su Gobierno por contratar especialistas sin títulos oficiales

MadridActualizado:

La escasez de médicos especialistas en Ginecología no supone un freno para que el Gobierno deCastilla-La Mancha deje de promocionar entre las mujeres campañas de prevención de enfermedades ginecológicas. Al mismo tiempo que el jefe de servicio de Ginecología del Hospital Santa Bárbara denunciaba en los juzgados la falta de preparación de médicos extracomunitarios, como adelantó ABC; el presidente de esta Comunidad, el socialista Emiliano García-Page, enviaba una carta a las mujeres castellano-manchegas. Una misiva con la que les animaba a participar en un Programa de Cribado de Cáncer de Cuello de Útero.

En la misiva, a la que ha tenido acceso ABC, se comunica a las mujeres que, «próximamente, se avisará por carta, expresamente y de forma gradual, a las mujeres de entre 25 y 65 años, para facilitar su participación en este programa de un modo organizado». Además, señala que no solo se le ampliará la información sobre este programa, sino que «se le darán las indicaciones necesarias para saber cómo debe proceder para participar». La información puede obtenerse en «su centro de salud, consultorio local u oficina de farmacia más cercana».

El presidente Page señala que «es de gran importancia su colaboración en este programa, dado que su participación repercutirá positivamente en su propia salud, así como en el buen funcionamiento de nuestro Sistema Público de Salud».

«Buen funcionamiento»

El objetivo de la carta es «informarle de la intención del Gobierno de Castilla-La Mancha, dentro del compromiso de fomentar las políticas de prevención y promoción de la salud, a través de la Consejería de Salud, de impulsar la realización y maximizar el éxito del Programa de Cribado de Cáncer de Cuello de Útero». Una campaña que se viene realizando desde hace más de 25 años.

Page llega a decir que este programa ha experimentado un importante cambio en su planificación, «permitiendo alcanzar con más garantías a la población de las cinco provincias de nuestra Comunidad Autónoma». A juicio del máximo responsable de esta región, «aunque de baja incidencia, esta enfermedad causa una mortalidad prematura, que es sanitariamente evitable». Por ello, su Gobierno «trabaja para detectarla en sus fases iniciales, que es cuando tiene mejor pronóstico y un tratamiento mucho menos agresivo, mejorando así las posibilidades de curación».

La coincidencia de la llegada de esta carta –la semana pasada la seguían recibiendo mujeres de esta Comunidad–, con la denuncia judicial del responsable sanitario, ha llenado de inquietud a este colectivo. A ello hay que añadir que ABC ha podido constatar que, al menos dos de estos médicos contratados, sí están colegiados en el Colegio de Médicos de Ciudad Real como médicos generales y no como especialistas.

Desde el Partido Popular, la presidenta del Grupo Parlamentario en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Guarinos, subrayó ayer el creciente malestar de las mujeres, «ante la posibilidad de haber sido atendidas por facultativos no homologados. Una incertidumbre y alarma que aumenta con esta carta».

«Publicidad y autobombo»

Unas misivas que la diputada popular define como «publicidad y autobombo», reclamándole que, en vez de dedicar el dinero a estas cartas, «contrate a profesionales sanitarios con titulación oficial, que puedan atender a las castellano-manchegas dignamente».

Los populares, que han venido denunciando a lo largo de esta legislatura el «caos sanitario» del Gobierno de Page, exigieron la dimisión del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz. Tras la información de ABC, en la que se desvelaba la existencia de una denuncia ante el Juzgado de Puertollano, Guarinos advirtió de que, si no lo cesa, «será responsable del grave escándalo sin precedentes que supone que mujeres hayan sido atendidas por ginecólogos sin titulación oficial».

Este Grupo Parlamentario quiere saber «si esta misma situación se está produciendo en otros hospitales o centros sanitarios de la región». Por ello, le pide que aclare qué personas «no han sido atendidas correctamente». Además, anima «a todas aquellas mujeres que se encuentren en esta situación, a comprobar si han sido atendidas por un médico con titulación oficial y, en su caso, a reclamar y denunciar para que puedan ser revisadas por un ginecólogo titulado».

«Práctica legal»

Finalmente, la presidenta de los parlamentarios populares afirma que «a Page se le ha ido de las manos la Sanidad», destacando la «magnífica labor de los profesionales de nuestra tierra».

Por su parte, el PSOE de Castilla-La Mancha salió en defensa de la contratación de estos médicos extracomunitarios. Así, la portavoz del grupo, Blanca Fernández, aseguró que es «una práctica legal y habitual permitida por el Ministerio de Sanidad», que se realiza en la mayoría de comunidades, informa Efe. La diputada socialista explicó que la falta de especialistas es consecuencia del recorte en la formación de los MIR.

En el caso del jefe de servicio de Ginecología del Hospital de Puertollano que ha denunciado en los tribunales la incorporación de los ginecólogos sin la titulación homologada, Fernández lamentó que lo hace ahora, pero no dijo «nada» la pasada legislatura, cuando se recortó en Sanidad.

En apoyo del Gobierno de Page también se pronunció ayer la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández. La regidora defendió que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) no contrata a profesionales sanitarios que no estén capacitados para realizar las tareas que se les encomienda.

El PSOE se defiende

El Gobierno regional volvió a insistir en los mismos argumentos con los que confirmó a ABC la falta de homologación de estos cuatro médicos contratados –tres venezolanos y un argentino– precisando que no realizan tareas de especialistas.

El director general de Recursos Humanos, Íñigo Cortázar, afirmó a Ep que estos facultativos «no suponen riesgo para la población», ni se ha «producido irregularidad administrativa, jurídica, ni laboral alguna». En este sentido, insistió en que la dirección médica» coordina directamente el trabajo de los profesionales», y se dan los condicionamientos jurídicos exigidos.