Caso Juana Rivas

El padre de los hijos de Juana Rivas confía en la justicia española para volver con los menores a Italia

Lleva sin ver a los niños desde mayo de 2016, cuando su expareja les trajo «de vacaciones» a España

Juana Rivas, a la izquierda, junto a la responsable de Igualdad de Maracena (Granada)
Juana Rivas, a la izquierda, junto a la responsable de Igualdad de Maracena (Granada) - EFE
EP Madrid - Actualizado: Guardado en: Sociedad

El padre de los hijos de Juana Rivas, la mujer de Maracena (Granada) que permanece en paradero desconocido desde que hace una semana incumpliera la orden judicial de entregar a estos menores a su progenitor, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar contra ella, ha señalado este viernes que confía en la justicia española y que espera «volver a casa», en Italia, con ellos.

En declaraciones en Antena 3 Televisión, Francesco Arcuri ha señalado que tiene «una relación magnífica» con el mayor de sus hijos, de 11 años, pese a que lleva sin ver tanto a él como a su hermano, de tres años, desde mayo de 2016 cuando Juana Rivas vino a España a pasar unas vacaciones con el consentimiento de su entonces pareja, con quien residía en Italia.

Francesco Arcuri ha hecho referencia a un periodo anterior en el que la pareja vivió con su primer hijo en Granada capital. Entonces, en 2009, aceptó una condena por lesiones en el ámbito familiar, después de una discusión tras la que ambos se denunciaron por malos tratos, si bien finalmente hubo una sentencia de conformidad y el padre asumió los hechos.

Según ha afirmado Arcuri, Juana salía frecuentemente por las noches «hasta las seis y media o las siete de la mañana» mientras él se «encargaba» del niño. Ha lamentado que, ahora, lo «hacen pasar por maltratador» cuando «el tema» es que su expareja ha «retenido» a sus hijos. En este sentido, ha vuelto a ofrecerle ayuda económica, si así ella lo requiriera y aceptara volver a Italia para estar cerca de los menores, con los que confía poder volver a la residencia familiar.

El excompañero de Juana Rivas afirma estar dolido por las «mentiras» que, en su opinión, se están diciendo contra él, dentro de lo que considera un «fuego mediático» que puede «dañar» a sus hijos.

Ambos progenitores están llamados a declarar en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que se ha hecho cargo del caso por la vía penal, después de que la madre de Maracena incumpliera la orden judicial que la obligaba a restituir a sus hijos al padre.

Después de que el de Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada denegara el pasado viernes las medidas cautelares que Arcuri solicitó entonces contra ella, el de Instrucción 2, en labores de guardia ese día, abrió diligencias previas para averiguar si Juana Rivas ha podido cometer posibles delitos de desobediencia a la autoridad judicial; de sustracción interparental de menores y de violencia psicológica habitual contra los hijos, como apuntó la defensa de Arcuri. De no comparecer el martes 8 ante este último tribunal, Rivas podría ser objeto de una orden de búsqueda y captura.

Toda la actualidad en portada

comentarios