Sociedad

Osoro promete fidelidad al Papa como cardenal «hasta dar la vida por él si hace falta»

El arzobispo de Madrid ha calificado la noticia de su nombramiento como un «regalazo»

Osoro, durante la rueda de prensa en la que ha agradecido al Papa su nombramiento como cardenal
Osoro, durante la rueda de prensa en la que ha agradecido al Papa su nombramiento como cardenal - Efe

Aupado por sacerdotes y amigos, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha agradecido este lunes al Papa Francisco su nombramiento como cardenal y se ha comprometido a cumplir este «servicio directo» al Santo Padre con «fidelidad absoluta y hasta dar la vida por él si hace falta».

Así lo ha asegurado el nuevo cardenal durante un encuentro con la prensa que fue interrumpido por un espontáneo que comenzó a proferir gritos contra la Iglesia. En medio de la sorpresa, el nuevo cardenal pidió a los trabajadores diocesanos que le dejaran expresarse. Y después de escuchar sus denuncias, monseñor Osoro recordó que es necesario «dejar hablar a la gente».

Fiel a su talante conciliador, el prelado continuó luego con su breve comparecencia en la que remarcó que esta nueva tarea que le encomienda el Papa supone seguir entregando su tiempo y su vida a los demás. «Es un servicio directo al Santo Padre y de fidelidad absoluta hasta dar la vida por él, por el sucesor de Pedro», aseguró.

Con la emoción aún contenida, monseñor Osoro confesó que la noticia le había sorprendido el domingo en Santander al recibir a través del móvil las felicitaciones de varias personas. «Yo les dije que era mejor no dejarse llevar por los rumores». Sin embargo, el nombramiento fue confirmado minutos después por el propio monseñor Gabino Díaz Merchán --su antecesor en la diócesis de Oviedo--, que había escuchado al Papa pronunciar su nombre entre la lista de los nuevos cardenales tras el rezo del Ángelus. «Me puse muy nervioso. Me ofrecieron un café y me lo tiré sobre el traje. Así me vine a Madrid», comentó.

«Un regalazo»

En el aeropuerto de Barajas le aguardaba otra sorpresa. «Todos los pobres del padre Ángel me estaban esperando». «Si las molestias que pudiéramos ocasionar sirven para regalar el amor de Dios. ¡Benditas molestias! El padre Ángel consigue que veamos a las personas que nos necesitan. Y eso nos despierta nuestra vida y nuestro corazón. Esa es la Iglesia que Jesús quiere», apuntó.

Osoro recibirá la birreta y el anillo cardenalicio de manos del Papa en el consistorio que se celebrará el sábado 19 de noviembre y en el que se cerrará la puerta santa con motivo del Año de la Misericordia. «Es una gracia y un regalazo inmenso», afirmó este lunes el prelado, para quien la misericordia es «la viga que sostiene la Iglesia».

Consciente de las críticas que muchas veces recibe el Papa, incluso desde dentro de la Iglesia, monseñor Osoro recordó que Francisco «es más querido que odiado» y añadió que «algunos critican al Papa porque quiere abrir sitio para todos. No está echando a nadie». «Puede haber críticas, pero esas críticas, a veces, proceden de gente que no quiere moverse de su sillón, y eso es malo», añadió. Frente a esta situación, Osoro recordó que «todos tienen sitio junto al Señor».

El encuentro concluyó como había comenzado con un saludo a cada uno de los periodistas, sacerdotes y amigos que este lunes se habían acercado hasta la sede del Arzobispado para dar la enhorabuena al nuevo cardenal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios