Monseñor Juan José Omella ha sido nombrado cardenal por el Papa Francisco
Monseñor Juan José Omella ha sido nombrado cardenal por el Papa Francisco - Valerio Merino

Monseñor Omella, un cardenal que apuesta por diálogo

Presidente durante casi una década de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, el nuevo cardenal es «el hombre de Francisco» en España

MadridActualizado:

El Papa Francisco ha nombrado cardenal al obispo aragonés Juan José Omella. Este prelado nacido en Cretas (Teruel) en 1946 lleva poco más de un año como arzobispo de Barcelona. Antes de recalar en una de las diócesis más complejas de España, monseñor Omella fue misionero en Zaire y se formó con los Padres Blancos en Lovaina y Jerusalén.

Desde marzo de 2017, este obispo afable, sencillo y alegre es miembro del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, aunque gran parte de su servicio a la casa de la Iglesia lo realizó al frente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, cargo que ocupó entre 2002 y 2008 y los últimos tres años.

En los peores años de la crisis, monseñor Omella se convirtió en el impulsor de la instrucción pastoral «Iglesia, servidora de la pobres», un documento clave en el que los obispos ya alertaban de que no habría salida real de la crisis mientras la mejoría de los indicadores macroeconómicos «no se hiciera efectiva en la vida de los más necesitados».

En noviembre de 2014, el Papa le nombró miembro de la Congregación para los Obispos y en noviembre de 2015 le pidió que fuera el arzobispo de Barcelona, sede de la que tomó posesión el 26 de diciembre del mismo año. Desde entonces algunos le consideran «el hombre de Francisco» en España.

En una reciente entrevista a ABC, con motivo del su primer año al frente de la diócesis catalana, monseñor Omella comentó que desde el primer momento se ha sentido «bien acogido» y que ha realizado «un esfuerzo para integrarse y entender bien a los catalanes». «Si uno va en actitud defensiva o impositiva, la gente se defiende pero la cosa es distinta si vas con el corazón abierto. Intento entender su historia, su manera de ser pero al final lo que digo es que hay un corazón y cuando tocas el corazón al final siempre se agradece cualquier muestra de respeto y de cariño. Es bueno no tener recelos, ni actitudes prepotentes hacia los demás. Si vas con actitud de escucha y de diálogo, el otro también se va abriendo. Son actitudes que deberíamos recuperar y potenciar en nuestra sociedad», aseguraba entonces a ABC.

Monseñor Omella conoció este domingo la decisión del Papa de crearle cardenal mientras presidía la misa en la parroquia Nuestra Señora de los Desamparados en Hospitalet de Llobregat. «Ha sido toda una sorpresa», fueron las primeras palabras del nuevo cardenal apenas conocida la noticia. Según precisaron a ABC fuentes cercanas al obispo, monseñor Omella comió posteriormente con la comunidad parroquial.