El huracán Ofelia - ABC

Ofelia ha sido el huracán más fuerte llegado a las costas europeas

De acuerdo con los expertos de la Organización Metereológica Mundial, Ofelia no sólo ha sido el ciclón más intenso observado al noreste del Atlántico sino que también es el primer fenómeno de este tipo que, desde 1939, ha llegado tan hacia el norte

GINEBRAActualizado:

«El ciclón Ofelia es un fenómeno meteorológico raro e inhabitual cuyo nivel de intensidad, que alcanzó la categoría tres en una escala de cinco, ha sido el más alto jamás registrado en la zona noreste del Océano Atlántico», declaró este martes, en Ginebra, la portavoz de la Organización Metereológica Mundial (OMM), Claire Nullis.

De acuerdo con los expertos de la OMM, Ofelia no sólo ha sido el ciclón más intenso observado al noreste del Atlántico sino que también es el primer fenómeno de este tipo que, desde 1939, ha llegado tan hacia el norte. En Irlanda los vientos alcanzaron hasta 190 km/h en la costa y 140 km/h en el aeropuerto de Dublín provocando la muerte de tres personas.

Irlanda y Reino Unido han sido los países que han sufrido más del paso de Ofelia, que no sólo llegó con fuertes vientos sino también con temperaturas que superaban largamente las que normalmente se registran durante el comienzo del otoño. «La potencia del ciclón aumentó considerablemente porque habían 13°C más», explicó la portavoz.

Además, «Ofelia recogió, a su paso por las costas Atlánticas, arena del Sahara y escombros de los incendios que actualmente hacen estragos en España y Portugal arrastrándolos hacia el norte y causando un extraño fenómeno de sol naranja y cielo de un color amarillento en Reino Unido, Bélgica y Finlandia», añadió.

Nullis observó que «la estación de los huracanes este año es muy activa y que aún no ha terminado». «Por el momento se han formado diez entre los cuales seis alcanzaron una intensidad superior a tres, debido a que al temperatura del agua en el Océano Atlántico tiene cerca de un grado superior al habitual.

En casi todos los países europeos se han registrado temperaturas anormalmente elevadas para un mes de octubre, entre 10 y 12°C más, situación que ha sido acompañada de una gran sequía. Estas condiciones climáticas han contribuido a incrementar el riesgo de incendio sobre todo en España y Portugal, explicó Nullis.