Personal de Médicos Sin Fronteras, en una imagen de archivo
Personal de Médicos Sin Fronteras, en una imagen de archivo - AFP

Nuevo brote de ébola en África: Congo confirma 17 muertos por fiebres hemorrágicas

El Ministerio de Sanidad del país ha sido notificado de 21 casos sospechosos

Actualizado:

Las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) han confirmado este martes que «se enfrenta a un nuevo brote de la enfermedad del virus del Ébola». En concreto, han muerto 17 personas en el noroeste del país por fiebres hemorrágicas. El anuncio oficial se produce después de que se hayan tomado muestras de cinco casos sospechosos y dos hayan dado positivo en ébola.

En total, el Ministerio de Sanidad ha sido notificado de veintiún casos de fiebre con signos hemorrágicos, dijo en un comunicado remitido por AFP. En el mismo texto, el Ministerio habla de «una emergencia de salud pública de importancia internacional». Este es el noveno brote de ébola en la República Democrática del Congo desde 1976.

Los equipos médicos enviados a la zona afectada, Bikoro, han tomado cinco muestras de casos activos sospechosos y dos dieron positivo para la cepa Zaire del virus Ébola. Este martes, el primer equipo multidisciplinario formado por expertos de la OMS, Médicos Sin Fronteras y la División Provincial de Salud ha viajado al lugar para fortalecer la coordinación y las investigaciones.

«Nuestra principal prioridad es llegar a Bikoro para trabajar junto con el Gobierno de la República Democrática del Congo y nuestros socios para reducir la pérdida de vidas y sufrimiento relacionados con este nuevo brote de la enfermedad del virus del Ébola», dijo el Dr. Peter Salama, Director Adjunto de la OMS.

Bikoro está situado en la provincia de Equateur, a orillas del lago Tumba, en la parte noroeste del país. Todos los casos fueron reportados desde la instalación de salud iIkoko Iponge ubicada a unos 30 kilómetros de Bikoro. Las instalaciones de salud en Bikoro tienen una funcionalidad muy limitada y dependen de organizaciones internacionales para proporcionar suministros que a menudo se agotan.

República Democrática del Congo es el país con más brotes de esta fiebre hemorrágica mortal, que se detectó precisamente por primera vez en sus densos bosques tropicales en 1976 y fue bautizada por el cercano río Ébola. La epidemia más grave hasta la fecha, sin embargo, se cebó entre 2013 y 2016 con el África Occidental —Liberia, Sierra Leona y Guinea— y se cobró más de 11.000 vidas.