Sociedad

Un niño inglés de once años se ahorca tras ser acosado en su colegio

Asad Khan le había comentado a su madre que sufría problemas en la escuela, donde llevaba solo tres semanas

Asad Khan, el niño de 11 años que se ha suicidado
Asad Khan, el niño de 11 años que se ha suicidado - FACEBOOK TAKE HEED
LUIS VENTOSO - abc_conocer Corresponsal En Londres - Actualizado: Guardado en:

Por desgracia no es un drama nuevo, pero ha vuelto a sobrecoger al Reino Unido. Asad Khan, un niño de once años, se ahorcó en la tarde del pasado miércoles en su habitación de su casa familiar de Bradford, en el cada vez más duro Norte de Inglaterra. Todas las hipótesis apuntan a que no pudo soportar más el acoso al que lo sometían en su colegio alumnos de mayor edad, de 15 y 16 años. Asad, que llevaba solo tres semanas en la Beckfoot Upper Heaton School, se había quejado a su madre de la situación. Pero ella lo achacó a los problemas normales de adaptación al comenzar a estudiar en un nuevo centro.

El colegio se ha limitado a emitir un comunicado en su página web, donde elude su responsabilidad alegando que llevaba allí solo tres semanas. También expresa su «profundo pesar» y asegura que comparte el dolor de la familia y está con ella. El director ha declarado que era un buen alumno, «al que aguardaba un futuro brillante».

Bradford es una ciudad de medio millón de habitantes, con un 26% de población de origen asiático, llegados de Bangladesh, India y Pakistán, grupo mayoritario y al que pertenece la familia del niño. El padre, Asif, de 42 años, tiene un puesto en un mercado local. Vivían en una casa de viviendas adosadas, típicas de los barrios obreros ingleses. El niño llegó a su casa tras salir del colegio y subió a su habitación a cambiarse de ropa. Como no bajaba, sus padres acudieron a su cuarto y encontraron la puerta cerrada. A las cuatro y veinte de la tarde la forzaron y lo encontraron colgado, inconsciente y todavía con vida. Pero murió nada más llegar al hospital. Era el mayor de cuatro hermanos.

Aunque no se ha cerrado la investigación, se acumulan los indicios de que el acoso escolar fue lo que lo llevó a suicidarse. La policía ha descartado que mediasen terceros en la muerte y no considera el caso sospechoso. Niños de la familia Khan aseguran que lo vieron llorando solo en una esquina del colegio. Su tía Rehana Bibi, de 34 años, también lo ve claro: «Era un niño muy bueno, inocente y muy tímido. Era tan dulce. No puedo creer que esto haya ocurrido. Es un caso claro de acoso escolar. Sus padres son también muy buena gente y les cuesta entender qué es el bullying. Ellos pensaron: nuevo colegio, nuevos profesores y solo han pasado unas semanas, necesita adaptarse».

Un concejal local próximo a la familia ha recordado que las quejas por acoso escolar en Bradford son constantes y que se ha convertido en «un problema importante».

El pasado mayo, una adolescente polaca, Dagmara Przybysz, de 16 años, se suicidó al poco tiempo de trasladarse con su familia a Cornualles, en el Suroeste de Inglaterra. Apareció muerta en su colegio y antes había entrado en contacto con una web contra el acoso escolar denunciando una persecución racista.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios