Muere un bebé en Chile tras ser obligada su madre a bajarse del taxi mientras daba a luz

Las autoridades buscan al conductor del vehículo, que no ha podido ser localizado

Actualizado:

Un recién nacido falleció hoy en Santiago de Chile después de que su madre, una joven de nacionalidad colombiana, diera a luz en plena calle porque un taxista la obligó a bajar del vehículo, informaron fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron este viernes en Renca, un barrio al noroeste de Santiago, cuando la mujer, de 21 años, se puso de parto y se subió a un taxi junto a su pareja para dirigirse a un centro médico municipal.

El mayor de Carabineros Patricio Rodríguez explicó a los periodistas que, de acuerdo con la versión que le expusieron la mujer y su pareja, estos metieron prisa al taxista para llegar rápido al ambulatorio y la respuesta del conductor fue obligarlos a bajar del vehículo a medio trayecto.

Según el agente, la pareja de la joven asistió en el parto pero cuando la Policía llegó al lugar el recién nacido había fallecido.

El Gobierno expresó su total rechazo a la actitud del taxista, que no ha podido ser localizado por la policía.

«Primero enviar nuestra solidaridad a ella, nuestras condolencias. Hechos como este nos tienen que llevar como país a una profunda reflexión. Chile es un país que históricamente ha acogido a todas las personas», dijo la ministra portavoz, Paula Narváez.

Agregó que «como chilenos, somos, hemos sido y probablemente seremos, siempre acogidos en el resto del mundo. Por lo tanto, en Chile no debe haber espacio para la discriminación, para la violencia, para la segregación».

La ministra recordó que el principio que rige al gobierno de la presidenta Michelle Bachelet es el respeto a la vida y a los derechos de todos, por lo que aseguró que hay que esclarecer qué sucedió en este caso.

«Creemos que es fundamental que se conozcan los hechos, para eso hay instituciones que llevarán adelante esa investigación, pero como gobierno rechazamos de manera frontal y directa todo acto de discriminación que vulnere los derechos humanos de las personas», sostuvo.

La brigada de homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) que asumió la investigación del caso y ya ha empezado a interrogar a testigos para identificar y localizar al conductor del taxi, señaló que según las pericias realizadas hasta ahora el bebé falleció cuando aún se encontraba en el útero de su madre.

En declaraciones al portal La Tercera, el inspector José Loch manifestó que el examen realizado por médicos criminalísticos arrojó que la data de muerte del pequeño era de entre dos y siete días, siendo su causa de muerte aún indeterminada.